Nevadas en Sonora han dejado cinco muertos

La onda gélida que se ha registrado durante los últimos días también ha dejado miles de hectáreas maltrechas, 20 mil trabajadores sin empleo y pérdidas económicas por casi 300 millones de pesos.
Las nevadas en el norte del país han dejado varios muertos.
Las nevadas en el norte del país han dejado varios muertos.

Hermosillo

Las nevadas registradas en Sonora durante los últimos días han dejado cinco muertos, 20 mil jornaleros sin empleo, carreteras maltrechas, miles de hectáreas de cultivos siniestradas y pérdidas económicas que podrían alcanzar los 300 millones de pesos.

En tanto, la gobernadora estatal, Claudia Pavlovich, ordenó la entrega de unos 200 mil cobertores y 50 mil chamarras que fueron obtenidos del programa “Abriguemos una esperanza” que financia el gobierno federal. Los recursos fueron entregados en los 72 municipios.

La Secretaría de Salud reportó que durante la onda gélida, que se ha extendido por casi un mes, con temperaturas bajo cero en decenas de comunidades del norte, noroeste y sierra de Sonora, se ha registrado cinco muertes relacionadas con el frío.

En el municipio Agua Prieta, donde las nevadas han sido copiosas, se recibieron a 100 personas en el albergue Casa de la Mujer Migrante. En esa zona fronteriza, se concentran cientos de personas originarias de Centroamérica, que busca ingresar de manera ilegal a los Estados Unidos.

En las zonas agrícolas de los valles Yaqui y Mayo, las heladas provocaron la pérdida de más de 130 mil jornales, dejando sin empleo a unos 20 mil trabajadores  migratorios, en su mayoría originarios de Michoacán, Guerrero y Oaxaca.

La delegación estatal del IMSS reportó que la institución tiene registrados a cerca de 18 mil jornaleros estacionarios que tendrán que ser dados de baja esta semana, al quedar sin efecto el contrato temporal con los productores de la zona dañada.

De las 25 mil hectáreas que resultaron afectadas, cerca de 9 mil corresponden a cultivos intensivos en el valle del Mayo. El impacto en esa zona fue devastador pues el hielo fundió las cosechas de chile, calabaza, pepino y tomate, que se perdieron en su totalidad.

Los agricultores de esa zona son los que recibirán el impacto más severo en materia económica que se ha estimado en cerca de 240 millones de pesos. El gobierno liberó permisos de agua y apoyos económicos para los agricultores afectados.