Necesita gobierno de Oaxaca más de mil mdp para conjurar paro médico

El titular de Salud local, Germán Tenorio Vasconcelos, dijo que la falta de recursos para abastecer medicamentos e insumos es por los recortes del gobierno federal a este rubro en los estados.

Oaxaca

El gobierno del estado requiere urgentemente de mil 800 millones de pesos para resolver y conjurar el paro médico en 98 hospitales y mil clínicas de nivel básico y rural que este jueves cumplió 4 días.

El secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, aceptó que se tiene un faltante de mil 800 millones de pesos para cubrir el abasto total de medicamentos e insumos (insumos e instrumental), en los diferentes hospitales y clínicas del nivel básico y rural.

Indicó que la falta de los fondos obedecen a los recortes realizados por el gobierno federal al rubro de abasto médico a los estados.

Afirmó que se buscan mecanismos para poder cubrir en partes el déficit con préstamos para cubrir la compra de las medicinas y el equipo que hace falta.

Tenorio, informó que el 95 de las demandas expuestas en el pliego de peticiones de de los médicos y enfermeras de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS) se ha atendido de manera favorable y positiva, esperando que se logre desahogar el resto en las próximas horas y días, dependiendo de la capacidad presupuestal del estado.

El gobierno federal y estatal instalaron este jueves una mesa de diálogo para conjurar el paro de labores de integrantes de la sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS) que mantienen cerrados unos 98 hospitales regionales y unas mil clínicas rurales.

Entre los puntos de avance en la mesa de acuerdos se ha acordado esquemas para aplicar un programa de rezonificación y recodificación salarial para los inconformes y se ha revisado el esquema de nombramiento definitivos del personal médico, además de la regularización de plazas, y la actualización de claves de operatividad de unidades médicas.

De la misma manera se ha planteado una calendarización para cubrir en definitiva el cumplimiento a la deuda del pago a terceros institucionales, porque muchos de los inconformes arrastraban deudas y pasivos con el Fonacot, el Fovissste y Cajas de Ahorro, y en consecuencia tenían problemas de buro de crédito.