Nadie está preparado para legalizar ningún tipo de droga: Penchyna

El senador por Hidalgo advirtió que una decisión que permita el consumo, coloca en una situación de vulnerabilidad al país. Dijo que es un tema que debe someterse a consulta pública.

Pachuca

México ni el mundo está preparado para la legalización de ningún tipo de droga, aseveró el senador por Hidalgo, David Penchyna Grub quien consideró que es un tema que tiene que someterse a consulta pública, además de subrayar que no debe abrirse ninguna posibilidad para que la comercialización de la marihuana sea libre y advirtió que una decisión que permita el consumo, coloca en una situación de vulnerabilidad al país.

Ante el aval de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a cuatro amparos mediante los que se autoriza el uso de la cannabis o marihuana con fines recreativos, se da el primer paso para la jurisprudencia en la materia; sin embargo el legislador hidalguense señaló que México no puede tomar determinaciones que permitan libre comercialización y consumo sin un acuerdo que involucre a todos los países del continente americano.

"El problema de la droga no es un problema de México, verlo solo aquí es no entender dónde está el mundo, somos un país de paso de marihuana, paso de droga porque tenemos el consumidor más grande que es Estados Unidos, eso nos hace vulnerables, por lo tanto lo que acuerde México en materia de consumo y comercialización de drogas tiene que ser en un acuerdo hemisférico, de lo contrario no funcionará, por eso el narcotráfico es tan poderoso y vale tanto dinero porque no es un problema nuestro y no es echarle la culpa a otros, es la realidad de lo que estamos viviendo", declaró.

Con tres votos a favor y uno en contra los ministros del máximo tribunal del país determinaron este miércoles la constitucionalidad del uso de la marihuana para fines lúdicos o recreativos; el ministro José Ramón Cossio señaló la necesidad de revisar el modelo prohibicionista del psicotrópico, un ejercicio que, dijo, involucra a los poderes Legislativo y Ejecutivo, pues opinó que el Congreso de la Unión debe realizar una revisión de todos los ordenamientos legales relacionados con la política prohibicionista del Estado en materia de droga, tales como modificaciones a la Ley General de Salud, para hacer posible la permisión para el uso lúdico de la cannabis como conducta excluyente del delito.

De igual forma el juez máximo opinó que debe exhortarse también a revisar el Código Federal Penal para modificar los artículos para delimitar las conductas que con el uso lúdico de la marihuana no puedan ser objeto de persecución penal; así como de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, para hacer congruente el sistema normativo penal y comprender como excluyente del delito el uso de la marihuana para fines lúdicos.

Los ministros recalcaron que dicha declaratoria de inconstitucionalidad no tiene el alcance de permitir la emisión de una autorización en favor de quienes interpusieron los amparos que incluya actos de comercio, suministro o cualquier otro que se refiera a la enajenación y distribución del estupefaciente.

El proyecto aprobado expone que el "sistema de prohibiciones administrativas", conformado por los artículos de la Ley General de Salud impugnados por los quejosos, "ocasionan una afectación muy intensa al derecho al libre desarrollo de la personalidad en comparación el grado mínimo de protección a la salud y al orden público que se alcanza con dicha medida".

Argumentaron que se valoro si las prohibiciones contenidas en los artículos 234, 235, 237, 245, 247, 248, 368 y 479 de la Ley General de Salud, disposiciones hoy declaradas inconstitucionales, eran más eficaces como una política que busca impedir directamente que ocurran afectaciones a la salud o atacar los factores sociales que causan el consumo de marihuana y concluyeron su prohibición no ha reducido el número de consumidores y, en consecuencia, tampoco ha disminuido los daños a la salud asociados al consumo.