Mujer pierde a su bebé tras esperar 5 horas para ser atendida en Oaxaca

Un caso más de presunta negligencia médica se registra en un hospital del IMSS, en el Istmo de Tehuantepec, cuando a la mujer mixe la hicieron esperan largo tiempo y el bebé nació muerto

Oaxaca

Se reportó el sexto caso de presunta negligencia médica obstétrica, cuando una mujer mixe perdió a su bebe cuando no fue atendida por personal médico del hospital rural del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), localizada en el municipio de Matías Romeros que se ubica en la región del Istmo de Tehuantepec.

La mujer identificada como Silvia Francisco de 24 años de edad espero hasta cinco horas para que fuera atendida por la médico responsable del nosocomio, sin embargo su bebé termino muriendo en su vientre.

Su esposo Rodolfo Feliciano Domínguez, originario del poblado de San Juan Cotzocón, denunció que hubo negligencia de parte del personal médico, principalmente de la enfermera que les hizo espera hasta cinco horas antes de que fuera revisada por un médico responsable.

Denunció que la enfermera la tramito con un médico quien le pidió que se realizara una ultrasonido en una clínica particular, donde fue enterado junto con su esposa que su bebe había muerto dentro del vientre.

A través del cuerpo de abogados de la Unión de Comunidad Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI), la pareja hizo valer una denuncia ante el agente del Ministerio Público por el homicidio de su hijo.

En tanto, el líder de la sección 28 del Sindicato de Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (STIMSS) Hugo Sarmiento, exigió esperar el resultado de las investigaciones respecto del caso antes de emitir un juicio de valor.

"Sin duda que la dignidad de la paciente no está en duda, pero tampoco podemos hacer juicios anticipados cuando se está llevando a cabo una indagatoria del caso a fondo y si se determina que hubo responsabilidad del personal médico, pedimos que se actué con firmeza".

Sin embargo, afirmó que se tienen la declaración del personal que enfrentó la situación y un video interno dentro del nosocomio que revela que la mujer llego tarde y con el producto muerto.

Sarmiento sin justificar al personal médico que labora en el IMSS, precisó que este actuó con responsabilidad y hace lo que puede.

Explicó que dentro del régimen ordinario de Oportunidades que atiende el IMSS en Oaxaca se atiende a un universos de poco más de dos millones dos mil derechohabientes, lo que implicaría que se debe tener al menos dos mil 200 camas y solo se cuenta con menos de 500.

"No quiero defender a nadie, pero hay carencias y necesidades que se deben corregir por parte de las instituciones para evitar más casos de falta de atención.

Recordó que la médica responsable de no atender a la mujer que dio a luz en el estacionamiento en el hospital regional de Salina Cruz también del IMSS, fue cesada y sancionada y se encuentra en espera de la conclusión del proceso penal integrado en su contra".

En tanto, la Coordinadora del área legal a la mujer indígena en el IMSS, Rubí Domínguez, precisó tener información respecto al caso reportado en Matías Romero que él bebe murió por asfixia debido a la falta de líquido amniótico, además de que tenía enredado el cordón umbilical en el cuello.

Éste es el sexto caso que se presenta en Oaxaca en los últimos siete meses, los casos anteriores se suscitaron en hospitales y clínicas del Gobierno estatal, que como medida de apremio han impuesto la cero tolerancia y ha destinado cerca de 17 millones de pesos para construir salas de Laborde parto en unos 50 hospitales públicos.

Por los casos de negligencia obstétrica, hay cuatro médicos separados de sus cargos y se sigue el proceso de investigación contra otros dos, además de que la Cofepris aplicó una multa al gobierno de Oaxaca por 100 mil pesos para corregir las fallas en su sistema de salud.

También la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación por el primer caso, el de una mujer originaria del municipio de Jalapa de Díaz, cuya imagen dando a luz en el piso de un jardín de una clínica genero un revuelo social.