Mueren 4.5 toneladas de peces en la laguna de Almoloya del Río

La Sagarpa del Edomex dijo que las especies más afectadas por la contaminación de aguas negras y vertidos de químicos de una empresa textilera al afluente fueron la carpa y el charal.

Edomex

Las descargas de aguas negras del municipio de Almoloya del Río y el vertido de químicos de una empresa textilera que opera en los márgenes de la laguna de esa localidad, provocaron la muerte de más de 4.5 toneladas de peces.

El subdelegado de Pesca de la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo, Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en el Estado de México, Fernando Eduardo Zenil de la Roja, informó que las especies con mayor afectación por los niveles de contaminación de este afluente fueron la carpa y el charal.

Explicó que tanto las aguas negras como los químicos que se vierten en la zona provocaron niveles bajos en la oxigenación del líquido y ocasionó la muerte de los peces, con una pérdida de más de cien mil pesos por el valor general de la producción.

Asimismo, explicó que para evitar que algunos vivales intenten comercializar el pescado muerto y descompuesto, que sería un grave problema sanitario, la dependencia federal retirará las especies del agua contaminada y las enterrará.

Subrayó que serán otras instancias, entre ellas la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la que realizará las recomendaciones o sanciones que correspondan tanto al ayuntamiento de Almoloya del Río como a la empresa textilera.

Por causas similares, hace un par de años también se presentó un fenómeno similar en la zona, con la pérdida de peces y especies endémicas diversas.

Recalcó que si continúan los actuales niveles de contaminación en el afluente, es previsible que la mortalidad continúe.

El representante de los Bienes Comunales de Almoloya del Río, Israel Maldonado García afirmó que fue el jueves cuando los lugareños notaron las primeras muertes, lo que se fue agravando durante el fin de semana.

Ante ello llamaron a diversas instancias, como PROFEPA y Semarnat, para que determinaran las causas que originaron la muerte pasiva de estos peces, sobre todo charal y carpa.

Admitió que cada año se registran mayores niveles de contaminación del agua, lo que ocasiona diversas problemáticas, entre ellas daños a las especies naturales.