Morirán quienes robaron camión con el cobalto-60

La Secretaría de Energía aclaró que la población no está en peligro y mucho menos el ecosistema de la zona, pues la carga radiactiva fue abandonada en un terreno baldío.
El Ejército localizó el camión con plataforma y grúa integrada en el municipio de Hueypoxtla.
El Ejército localizó el camión con plataforma y grúa integrada en el municipio de Hueypoxtla. (Especial)

México, Estado de México y Baja California

El director de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSN), de la Secretaría de Energía, Juan Eibenshutz, afirmó que las personas que robaron en Hidalgo el camión que transportaba cobalto-60 y manipularon el material radiactivo, "ya están muertos" o están "a punto de fallecer".

Confirmó que el Ejército mexicano localizó en Hueypoxtla, Estado de México, el camión Volkswagen, tipo Worker, blanco con matrícula 726-DT-8, con plataforma y grúa integrada, mismo que trasladaba equipo médico en desuso con una carga de cobalto.

Dejó claro que la población no está en peligro y mucho menos el ecosistema de la zona, pues la carga fue abandonada en un baldío; quienes corren peligro, apuntó, son los que tocaron el material radiactivo.

"La gente que hizo esto (manipular el material), ya que no se hizo en un búnker, en un manipulador diseñado ex profeso para esto, la probabilidad de quien manipuló esto, así a mano, (que) haya sufrido daños irreversibles es muy grande, es casi absolutamente seguro que quien sacó este material, así a mano, o ya está muerto o está a punto de fallecer", comentó.

En entrevista con Carlos Zúñiga, en Más MILENIO, el director de la CNSN corroboró el hallazgo del camión en Hueypoxtla, poblado que limita con Zumpago, éste último colindante con el estado de Hidalgo.

"Efectivamente se localizó el camión, se localizó el cabezal; éste fue violado, el cabezal, y la fuente se retrajo; cuando dieron la noticia por primera vez (del hallazgo), obviamente nos ocupamos, pero mediante detectores de radiación se dio (se descubrió) que más o menos a un kilómetro de distancia estaba la fuente, una fuente de muy alta intensidad, de cobalto", explicó.

La Policía Federal implementó un cerco en un radio de alrededor de 500 metros del punto de máxima radiación; subrayó que el personal de la CNSN continuaba hasta anoche realizando mediciones para confirmar si se trata o no del cobalto-60.

"La fuente está todavía en proceso de confirmación, el problema es que no estamos absolutamente seguros que no hayan regado parte (de cobalto) en el camino, entonces a lo mejor hay que hacer una búsqueda extra, pero en principio el material está a un kilómetro del sitio donde se encontró el cabezal, y pues finalmente ya estamos ante otro tipo de emergencia; efectivamente, encontrar la mejor manera sería meterlo en un contenedor que lo blinde y confinarlo de manera más segura", enfatizó.

La noticia del hallazgo la hicieron autoridades ministeriales de la Procuraduría General de la República, quienes aclararon que estaban todavía por confirmar si la carga radiactiva seguía en el camión o fue sustraída.

Declararon que desde el pasado lunes, las diversas dependencias encargadas de seguridad y la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias empezaron la búsqueda para recuperar el camión que fue robado en Tepojaco, Hidalgo.

La PGR notificó a sus 32 delegaciones del inicio de la averiguación previa por el delito contra el ambiente en la modalidad de transporte de material peligroso.

Responsabilidad

El Instituto Mexicano del Seguro Social en Baja California responsabilizó a la empresa Asesores en Radiación, SA, del traslado y destino del material radiactivo que fue robado.

El jefe delegacional de Prestaciones Médicas del IMSS en el estado, Jorge Mendoza Parada, dijo que desde el pasado 27 de noviembre el cabezal de la Unidad de Radioterapia —llamada "pastilla" y de un tamaño no mayor al de un teléfono tipo iPhone— y que contiene cobalto-60, salió de la clínica 20 porque estaba en desuso.

"Tenemos firmado de recibido por la empresa, es decir, pasamos la custodia del material a la empresa que se contrató para que se lo llevara a donde lo fueran a poner...

Cuestionado sobre las declaraciones que hizo el delegado de Semarnat en Hidalgo, en el que asegura que la institución médica en Baja California violó la norma para transportar material peligroso, el funcionario del IMSS dijo que no iba a opinar al respecto.

Sobre el tema, Juan Eiben-shutz aseguró que la empresa que transportó el material no cumplió con sus compromisos, porque "no tenía localizador ni seguridad física".

Lo extraño, abundó, es que la empresa sí tiene experiencia en traslados de ese tipo; por esa razón se lleva a cabo una investigación.

En tanto, Mardonio Jiménez, físico y director de supervisión de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias de la Secretaría de Energía, alertó que quienes manipularon el material radiactivo podrían sufrir efectos biológicos muy severos, y dijo que sería llevado a un Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos de esta dependencia en la comunidad de Maquixco, Estado de México, en el municipio de Temascalapa, a 5 kilómetros de Tizayuca, Hidalgo.