Reubicarán a desalojados en Morelos

Las familias se encontraban asentadas de manera irregular en la zona de “El Texcal”, reserva ecológica que ha sido depredada con tala inmoderada, extracción de piedra, contaminación de mantos y ...

Cuernavaca

Alrededor de mil familias asentadas irregularmente en la zona de reserva ecológica “El Texcal”, ubicada en la zona norte del estado de Morelos, serán reubicadas en nuevos inmuebles mediante un esquema de construcción y entrega de los mismos. planeado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y el gobierno de la entidad, según un acuerdo entre ambas instancias.

Luego de que al menos 300 familias han sido expulsadas de sus viviendas en las últimas semanas a través de ocho “barridos” que comuneros de Tejalpa, municipio de Jiutepec han realizado con apoyo policiaco para recuperar las 70 hectáreas que conforma esta reserva natural, considerada una cisterna para varios municipios de la entidad, la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), se ofreció a ser intermediario para que los expulsados vuelvan a tener donde vivir, luego de que sus viviendas fueron quemadas o derrumbadas.

Al respecto, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garido Abreú, insistió en que las acciones emprendidas contra los habitantes irregulares de El Texcal “son legales” y están encaminadas a rescatar la reserva natural que ha sido depredada con tala inmoderada, extracción de piedra, contaminación de mantos y venta ilegal de predios a personas de escasos recursos. 

Ramírez Garrido reconoció que decenas de los predios que han sido desalojados, fueron vendidos en su momento por líderes sociales corruptos, y a pesar de la compra de buena fe que realizaron las familias, deben abandonarlos porque están cometiendo una irregularidad.

“Tenemos claro que esa expropiación, ese barrido que estás haciendo es justo y necesario para preservar un área ecológica y con la UNTA vas a contar”, expresó Julio Padilla, líder estatal de la UNTA al gobernador Graco Ramírez, el viernes pasado, durante la visita del titular de la SEDATU, Jorge Carlos Ramírez Marín. 

Padilla Trujano, avaló los operativos emprendidos en El Texcal pero al mismo tiempo pidió que se analice la posibilidad de reubicar a las familias desalojadas, particularmente los integrantes de esta organización campesina, que ya habían intentado iniciar un proceso de regularización de predios.

Según el acuerdo entre SADATU y el gobierno de Morelos, el programa para otorgar vivienda digna a las familias desalojadas dará certidumbre jurídica a las familias que serán censadas para determinar quiénes podrán ser sujetas a este beneficio, sobre todo aquellos que compraron predios bajo engaños de personas, que aun sabiendo que está prohibido habitar ese lugar, se dedicaron a lucrar.