Periodistas protestan en la Autopista del Sol

Integrantes del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa y la Asociación de Periodistas del Estado, exigen localizar al reportero de Veracruz, Moisés Sánchez.

Chilpancingo/Veracruz

Trabajadores de los medios de comunicación realizaron un volanteo en la entrada sur de Chilpancingo a la altura de la Autopista del Sol para exigir la presentación con vida del periodista Moisés Sánchez Cerezo desaparecido en Veracruz.

Desde las 11 de la mañana, integrantes de la Delegación 17 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa y la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero, se reunieron en el Parador del Marques y de ahí caminaron hacia la entrada de la Autopista del Sol donde instalaron un filtro informativo.

Con pancartas en mano, los comunicadores distribuyeron volantes entre los automovilistas que regresaban del puerto de Acapulco para informarles sobre la alerta que ha generado la desaparición de Sánchez Cerezo, a quién la noche del viernes un grupo de hombres armados se lo llevó por la fuerza antes de llegar a su casa en Medellín de Bravo.

Permanecieron en el lugar por espacio de una hora, una vez que agotaron sus documentos en los que se explica el motivo de la actividad, se retiraron con dirección a las instalaciones de la delegación 17 del SNRP.

Ahí Erik Chavelas, secretario general de la delegación sindical explicó que este fue un primer llamado desde Guerrero para que las autoridades veracruzanas localicen y rescaten con vida al periodista secuestrado a quien en un afán de desacreditarlo el gobernador, Javier Duarte ha manejado públicamente como un activista y no como un reportero.

“Si nos pegan a uno, nos pegan a todos y por eso hoy es que organizamos una primera movilización pacífica para exigir que se respete la integridad del compañero”.

El viernes a Moisés Sánchez se encontraba en su casa en el municipio de Medellín de Bravo, Veracruz,  cuando hombres armados le sacaron "con violencia de la vivienda" y se llevaron su computadora, cámara y celular, señaló en un comunicado la ONG internacional Artículo 19 basándose en testigos de los hechos.

 De su lado, Jorge Morales, integrante de la Comisión para la Defensa de los

Periodistas en Veracruz, dependiente del gobierno estatal, confirmó el  secuestro del comunicador y señaló que ya se solicitó la intervención de la secretaría de Seguridad Pública y la fiscalía para que se ocupen del caso.

Sánchez es director y editor del periódico "La Unión", un medio crítico de

Medellín de Bravo que reporta, entre otros temas, los hechos de violencia  derivados del narcotráfico en este municipio, de escasos 2.800 habitantes, y la  zona conurbada al puerto de Veracruz.

El "periodismo y activismo" de Sánchez había provocado el enojo del alcalde  del pueblo, ya que tres días antes de su secuestro el periodista supo a través de "una fuente confiable" que el edil "pretendía callarlo dándole una lección", denunció la ONG inglesa.

"Hay varias líneas de investigación y nuestra prioridad es localizarlo y  poder recuperarlo", dijo a medios el gobernador de Veracruz, Javier Duarte,  minimizando la labor periodística de Sánchez, al que describió como un  conductor de taxi y activista vecinal.