Minimizan supuestos logros del gobernador de Guerrero

Los coordinadores del PRD y PRI, Bernardo Ortega Jiménez y Héctor Apreza Patrón, consideraron que Rogelio Ortega no ha cumplido con pacificar la entidad.

Chilpancingo

Los coordinadores de las fracciones parlamentarias del PRD y PRI en el Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez y Héctor Apreza Patrón minimizaron los supuestos logros de Rogelio Ortega Martínez como gobernador interino, pues el conflicto social derivado de los hechos del 26 de septiembre persiste.

Aunque el presidente de la Comisión de Gobierno y coordinador de la fracción parlamentaria del partido del sol azteca, Bernardo Ortega Jiménez sostiene que no pretende emitir juicios de valor respecto al desempeño del mandatario interino, al final sostiene que los supuestos logros en materia de gobernabilidad no son tan contundentes como se asume.

Desde la semana pasada, el gobernador Ortega Martínez ha señalado que pese a la polarización con la que asumió el gobierno de Guerrero, hoy ya no se registra la quema de edificios públicos, a los que se refiere como símbolos del poder.

Incluso, destacó que en el caso concreto del Congreso, los diputados ya podían sesionar tranquilamente, sin el temor de que grupos radicales se presentaran a quemar el inmueble.

Al respecto el representante popular anotó: "Nosotros siempre hemos sesionado; los maestros de la CETEG habían venido a manifestarse pero no lo hacían martes y jueves, que es cuando nos convocamos para trabajar, llegaban los lunes y viernes".

Admitió que en una ocasión los diputados llegaron a sesionar en una sede alterna en el puerto de Acapulco, como una forma de demostrar que no estaban en el ánimo de provocar a los mentores.

Precisó: "Nosotros admitimos que el movimiento social ha bajado, sin embargo persiste, eso es evidente y lo observamos en las calles, plazas públicas y los ayuntamientos que permanecen tomados".

El coordinador de la bancada del PRI, Héctor Apreza Patrón también señaló que independientemente de los trabajos del gobernador interino, el Congreso llegó a sesionar más de las veces que marcaba su calendario oficial.

"Llegamos a sesionar más, porque en la medida en que se incrementan los problemas de Guerrero nosotros debemos estar más al pendiente, por eso es que a veces sesionábamos aunque estuviéramos en condiciones de inseguridad", apuntó.

Recordó que el compromiso de Ortega al momento de rendir protesta fue en el sentido de pacificar la entidad, no con el Poder Legislativo, si no con la sociedad en general.

"Hay muchos pendientes, sigue la crisis de gobernabilidad y me parece que el compromiso que hizo Rogelio Ortega, en el sentido de convocar a todas las fuerzas políticas y organizaciones sociales para establecer un programa de pacificación, todavía es un gran pendiente".

Indicó que hay en estos momentos un gran distanciamiento entre el gobierno de Guerrero y los integrantes del Congreso local, pese a que los diputados locales han lanzado varias señales en el sentido de querer contribuir en la solución de la problemática estatal.

"Tal parece que el titular del Ejecutivo estima que no es necesaria la participación de las fuerzas sociales para atender los problemas de Guerrero", apuntó.