‘Minicasas’ cumplen con normas: alcalde de Tepic

Leopoldo Domínguez ofrece corregir error de edificación, pero anticipa que esperarán por escrito el dictamen oficial de la Sedatu.
Cada familia fue reubicada en un cuarto de 3x3 metros cuadrados.
Cada familia fue reubicada en un cuarto de 3x3 metros cuadrados. (Jorge González)

Tepic

El presidente municipal de Tepic, Leopoldo Domínguez González, aseguró que el ayuntamiento está dispuesto a resarcir el “error” en la edificación de cuartos de tres por tres metros para 14 familias indígenas que vivían en la Plaza del Músico.

Para evitar confrontaciones y diluir la polémica que se generó tras la construcción de las habitaciones, señaló que la administración ha tomado decisiones siempre dentro del marco legal, “nunca pensando en violentar la normatividad que aplica a este tipo de programas”.

En entrevista con MILENIO, Domínguez González destacó que determinaron resolver el problema que heredaron desde 2014 (reubicación de indígenas), en la medida de las posibilidades financieras del gobierno.

“La oferta se presentó a las familias, nunca prometimos algo que no íbamos a cumplir. Ellos estuvieron de acuerdo desde el principio. Esta construcción cumple con la ley de asentamientos humanos. Con la normativa legal.

“Es un terreno de 100 metros cuadrados, más del doble de lo que señala la Sedatu, es más una cadena de desinformación, nosotros nunca hemos ocultado nada, siempre hemos dado la cara y en el futuro estaremos acompañando a las familias para que estos pie de casa se conviertan en una vivienda formal”, declaró.

El edil adelantó que esperarán por escrito la parte oficial, el dictamen de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano. “No vamos a declarar sin sustento administrativo. A nosotros nos parece que sí cumple la normativa. Sedatu aplicó para ocho recámaras, no para 14, una inversión de 160 mil pesos. Nosotros aportamos el terreno de 600 mil pesos, los baños y recámaras adicionales, una inversión de millón y medio de pesos en la obra”, detalló.

De ser necesario, señaló Domínguez González, se corregirá el error, pues “no estamos empeñados en violar la ley, buscaremos una reunión con la Sedatu”.

El 1 de diciembre el ayuntamiento aprobó la compra de un terreno de mil 703 metros cuadrados con un valor de 600 mil pesos en el ejido Heriberto Casas, en la colonia Aztlán del Verde, para construir viviendas para grupos indígenas que se encontraban en la Plaza del Músico.

De acuerdo con las reglas de operación del Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), el delegado de Sedatu, Gerardo Aguirre, indicó que una unidad básica de vivienda debe medir mínimo 44 metros cuadrados y el lote debe contar con habilitabilidad: agua y drenaje.

Admitió que existió una “falta de coordinación” con el gobierno municipal para verificar que se cumpliera con la norma y se construyera vivienda digna. “Tenemos miles de acciones en el estado, no podemos estar verificando así, aquí el gobierno municipal provee la información. En estas siete acciones sí existe el error de falta de coordinación, nosotros no pudimos haber permitido que se hicieran en terreno baldío, ahora tenemos que subsanarlo, corregirlo”, expresó.