Minera: cauce de ríos, 100% limpios; Profepa lo verifica

Las autoridades ambientales obligaron a Grupo México a obtener actas de cada uno de los municipios afectados en las que validen la limpieza.
Gráficas distribuidas por Protección Civil donde presuntamente Grupo México bombea deliberadamente tóxicos al Río Bacanuchi.
(Especial)

México y Sonora

Grupo México reportó haber retirado totalmente los residuos tóxicos de los cauces de los ríos Bacanuchi y Sonora, ordenado como una medida de urgente aplicación tras el derrame de ácido sulfúrico; no obstante, la clausura de la mina Buenavista del Cobre permanecerá en tanto no se reparen todos los daños, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

“Ya reportaron haber limpiado el ciento por ciento del cauce del río, nosotros estamos verificando que así sea (…) pero la clausura va a permanecer hasta en tanto, a través del fideicomiso que se estableció, se hayan reparado totalmente los daños, es decir, la clausura va estar ahí un rato”, comentó Arturo Rodríguez Abitia, subprocurador de Inspección Industrial de la Profepa.

De gira por Sonora, el titular de la Profepa, Guillermo Haro, señaló que las autoridades ambientales obligaron a la minera a obtener actas de cada uno de los alcaldes de los siete municipios afectados, en las que validen la limpieza de los ríos.

Hasta el momento, solo los municipios de Ures, Huépac y Baviácora han emitido las actas, por lo que la Profepa advirtió a Grupo México que no dará por cumplimentada la imposición, hasta tener la validación de los siete municipios.

Como parte de las medidas de urgente aplicación ordenadas por la Profepa en el primer procedimiento administrativo, la minera debe entregar entre 27 y 28  de octubre el estudio de caracterización del sitio con un diagnóstico de los lechos de los ríos, así como flora, fauna, zona agrícola, pecuaria, incluyendo los riegos sanitarios.

“Eso dará pie a que Grupo México pueda presentar el plan de remediación a corto, mediado y largo plazos, que deberá ser aprobado por la Semarnat y la Profepa vigilará el cumplimiento”, refirió Haro.

DERRAME EN SINALOA

La Profepa atendió ayer un derrame de aproximadamente 10 mil 800 toneladas de jales de la mina Dos Señores, ubicada en Concordia, Sinaloa.

La dependencia informó que hasta el cierre de la edición se desconocía la composición de los residuos esparcidos. El percance fue a las 7 de la mañana y se reportó tres horas después.

El escurrimiento de los residuos mineros ocurrió por el descoronamiento de la presa de jales y el material químico recorrió una distancia de 900 metros sobre el talud hacia terrenos fuera de la presa.