México ocupa el sexto lugar mundial de diabéticos entre los 20 y 79 años

En el partido México vs. Croacia darán a conocer el caso de un paciente que controle el mal.

México

México ocupó el sexto lugar mundial en casos de diabétes en personas de 20 a 79 años y, en el país, de los 13 millones que padecen dicha enfermedad, solo 25 por ciento tiene algún tipo de control metabólico; por lo que el resto puede sufrir complicaciones graves que pueden llevar a la muerte.

La Federación Mexicana de Diabetes, el Instituto Nacional de Salud Pública, la Universidad Anáhuac y Johnson and Johnson Medical México presentaron un manifiesto para que las autoridades atiendan esta “emergencia de salud” mediante la implementación de pruebas diagnósticas, monitoreo, nuevas normas de control de abordaje de la diabetes en todo el sistema sanitario.

El  Manifiesto de Diabetes reúne los fundamentos científicos para el automonitoreo, respaldados por una red de apoyo. Se recogen las mejores prácticas de manejo internacional de control de la diabetes.

La importancia de compartir una historia de éxito de control de la diabetes es obtener un folio para concursar en un evento educativo y deportivo en el estadio Azteca, que transmitirá en vivo el partido México vs. Croacia el 23 de junio.

Un jurado experto seleccionará la historia ganadora, misma que se dará a conocer en el evento del Estadio Azteca y obtendrá  como premio un viaje doble  para asistir a la final la Copa del Mundo en Brasil.

Jorge Yamamoto, endocrinólogo y director de General Policlinic for the Attention of Diabetes en México, consideró urgente crear una cultura sobre el manejo integral de la diabetes en la que cada sector de la sociedad asuma un rol activo para prevenir y controlar esta condición.

Gisela Ayala, directora Ejecutiva de la Federación  Mexicana de Diabetes, dijo que las 10 acciones clave para el manejo de la diabetes contemplan uso de un lenguaje adecuado para hablar y referirse a las personas que viven con diabetes; motivar cambios de hábitos, un estilo de vida  que incluye, además de su tratamiento y seguimiento médico, actividad física y  automonitoreo.