Estado de México destina 70 millones de pesos para curar cataratas

El secretario de Salud del estado, César Gómez, dijo que atender el problema significa  ahorrar de 20 mil pesos en promedio por cada paciente. 

Toluca

El gobierno del Estado de México invirtió 70 millones de pesos para operar tres mil 417 ojos afectados con cataratas, informó el secretario de Salud local, César Gómez Monge.

Hasta  el momento se valoraron a tres mil 138 pacientes, de los cuales dos mil 699 fueron candidatos a la cirugía de cataratas.

Pero se espera que con el programa, que inició el año pasado, se prevé realizar diez mil cirugías al término de 2016, 

En conferencia de prensa, el funcionario refirió que atender el problema de cataratas significa  ahorrar de 20 mil pesos en promedio por cada paciente.

Y es que  el costo de una cirugía de catarata en el sector salud privado resulta casi el doble de elevado.

Las cirugías se llevan a cabo en tres hospitales: el Hospital José María Rodríguez, en Ecatepec, el Hospital de Alta Especialidad de Zumpango, el Centro Médico Adolfo López Mateos, con el fin de cubrir las distintas zonas de la entidad.

Gómez Monge indicó que la ceguera es la segunda causa de discapacidad en el país que afecta a un millón siete mil 778 personas, de las cuales 39 por ciento tiene cataratas. El Estado de México ocupa el segundo lugar con más de 292 casos.

Gómez Monge recordó que en enero se inauguró el Hospital Mexiquense para la Salud Visual “Doctor Manuel Uribe y Troncoso”, en Naucalpan, con una inversión de poco más de 260 millones de pesos y que en su primer mes de operación atendió a más de dos mil pacientes.

Esta unidad será parte de una red de salud visual para atender a los pacientes con problemas oftalmológicos, pues la idea es que este hospital atienda a 50 por ciento de los pacientes, en particular de casos complicados, y los otros centros médicos a la otra mitad.

En su oportunidad, el director del Hospital de Discapacidad Visual, Arturo Castilleja Quilen, explicó que la formación de una catarata es la opacidad del cristalino, que es el lente dentro del ojo, y que puede deberse a varias causas.

Entre ellas se encuentran: la senilidad, ya que es un padecimiento que afecta más a personas mayores de 65 años; el metabolismo, en personas diabéticas; por traumatismos y por causas congénitas en los niños.

El directivo aseguró que con la nueva tecnología de ultrasonido de ultra frecuencia, el procedimiento quirúrgico se hace en un máximo de 25 minutos y consiste en desintegrar el cristalino y colocar un lente intraocular. 

La recuperación de esta cirugía es de 24 horas y una persona puede regresar a sus actividades cotidianas en un lapso de ocho días, agregó.