Pescadores de Mazatlán piden mayor seguridad por asaltos

En la última semana, hombres armados se llevaron una tonelada de camarón tras asaltar dos barcos, sumando con ello siete navíos atracados en Sinaloa.
Por la baja producción, el precio del camarón ha incrementado.
Archivo (Milenio)

Sinaloa

Los productores y pescadores del Puerto de Mazatlán demandaron mano dura contra la piratería en altamar, ya que en la última semana hombres armados asaltaron dos barcos, despojándolos de una tonelada de camarón de exportación a cada uno.

El vicepresidente de la Cámara Nacional de las Industrias Pesquera y Acuícola y Pesquera, Humberto Becerra Batista, dijo que, es urgente que sea creado un protocolo de seguridad de reacción inmediata.

Advirtió que no se descarta que se registren más atracos o que este delito se generalice en todo el país, debido al alto precio que está registrando el producto.

La embarcación Maros IV y San Antonio XXVI fueron asaltadas hace algunos días, con lo cual suman siete los navíos atracados en Sinaloa, la cifra más alta de toda la historia de la pesquería, eso sin considerar los asaltos en otras zonas del Pacífico.

Algunos pescadores advirtieron que lo más preocupante es que ya se tienen definidas las zonas de alto riesgo y se carece de vigilancia por parte de la Armada, con barcos apostados en las bocabarras.

El Perihuete, Altata, Cospita, La Reforma, Boca del Río, y los límites entre Sinaloa y Sonora, son las zonas de mayor riesgo.

Lamentó que esta actividad no se pueda desarrollar bajo las condiciones adecuadas debido a las condiciones económicas difíciles por los altos costos de operación y por la inseguridad en el mar.

Se pronunció por la creación de puntos formales de verificación de salida de las embarcaciones menores en la costa del estado, que no solamente se verifiquen los documentos de pesca sino que, no lleven armas a bordo.