Retienen a alcalde de Mazatecochco, Tlaxcala

Pobladores del lugar obligaron a Silverio Pérez, a firmar un acuerdo en el que se compromete a pagar 2 millones de pesos a los familiares de dos personas que murieron atropelladas.

Tlaxcala

El alcalde de Mazatecochco, Tlaxcala, Silverio Pérez Mena fue objeto de agresiones verbales y físicas por parte de habitantes del lugar, quienes lo obligaron a firmar un documento en el que se compromete a cubrir el pago de dos millones de pesos de indemnización por la muerte de dos personas, que fueron atropelladas por el chofer de la ambulancia municipal, Víctor Pedraza.

Los habitantes estaban molestos por considerar que hubo negligencia y falta de interés de su autoridad a fin de cubrir los gastos del sepelio que se realizó ayer.

El alcalde fue privado de su libertad junto con regidores y algunos presidentes de comunidad e incluso su esposa, Rosalinda Cruz Gutiérrez, a quien obligaron a redactar el acuerdo para obligar al ayuntamiento a pagar la cantidad de dos millones de pesos en un lapso de dos meses.

Según, el primer pago deberá cubrirse el 11 de junio y el segundo el 12 de julio, del año en curso. Además, lanzaron un ultimátum de tres días para que el alcalde lleve dicho documento a un notario público para que le dé fe.

De paso, otro grupo de vecinos permaneció afuera de la alcaldía quienes demandaron la salida del propio presidente municipal que supuestamente encubrió al chofer de la ambulancia propiedad de la comuna quien dio muerte a padre e hija.

Además, los lugareños estaban molestos porque al entrar la madrugada de este viernes, el alcalde se resistió a firmar el acuerdo pero terminó por hacerlo. Incluso, se quejaron porque los servicios funerarios fueron deficientes y de mala calidad.

El pasado lunes dos personas murieron al ser arrolladas por la ambulancia municipal, conducida por Víctor Pedraza Cortés, quien iba en presunto estado de ebriedad.

El hecho ocurrió a las 21 horas en calle Guadalupe, esquina con Buenavista, lo que desencadenó que la población intentará linchar a este trabajador. Lo cierto, es que la policía estatal no actuó y solo se mantuvo al margen.