Congreso de Morelos discrimina por no reconocer matrimonios gay: juez

Un juez federal determinó que el Congreso de Morelos ha actuado de manera inconstitucional por no reconocer en sus leyes la unión entre personas del mismo sexo.

Ciudad de México

Un juez federal determinó que el Congreso del Estado de Morelos ha actuado de manera inconstitucional porque discrimina a las parejas del mismo sexo, a las que no reconoce en sus leyes, restringiéndoles derechos, actitud que no deriva de un simple descuido del legislador, sino por "un legado de perjuicios homofóbicos y discriminación histórica que ha sufrido la comunidad gay".

Por esa razón, Carlos Alfredo Soto Morales, titular del juzgado Sexto de Distrito del Centro Auxiliar de la Segunda Región, con residencia en San Andrés Cholula, Puebla, ordenó al gobernador Graco Ramírez y al Congreso Local de Morelos hacer pública la sentencia donde se enlista cada una de las inconstitucionalidades en que ha incurrido esa administración que no reconoce a los homosexuales.

El fallo derivó de un amparo interpuesto el 7 de octubre de 2015, por un grupo de personas que impugnó los artículos 120 de la Constitución, 65 y 68 del Código Familiar, todos del Estado de Morelos, que definen, entre otras cosas, el matrimonio y el concubinato como la unión entre un hombre y una mujer, señalando como autoridades responsables al gobernador de la entidad por la publicación de dichas normas, y al Congreso local por su emisión.

El juez dejó claro que las sentencias de amparo no siempre son de simple anulación, sino que, en casos excepcionales, el juzgador puede tomar medidas adicionales para restaurar los derechos humanos violados.

En el juicio, el Congreso de Morelos pretendió justificar que el matrimonio heterosexual obedece a razones históricas, describiendo la evolución de dicha figura desde las comunidades antiguas de Grecia y Roma, incluso desde su punto de vista etimológico, al señalar que mater, significa madre, o que ".en el griego antiguo se designaba al matrimonio con la palabra himeneo, donde la palabra himen constituye la raíz semántica y significa membrana, es decir, existe una clara alusión al cuerpo femenino".

Al respecto, el juez resolvió que resulta evidente que las tradiciones, por antiguas que sean, no pueden justificar la violación de la dignidad de alguna persona o de un colectivo de individuos.

Adicionalmente puntualizó que el legislador del Estado de Morelos al incluir la frase "procreación de hijos", vulnera los principios de igualdad, ya que la procreación no está directamente ligada a la figura del matrimonio, pues para tener hijos no es requisito indispensable estar casado o vivir bajo un régimen legal tutelado por el Estado. Inclusive, precisa, que para ser padre o madre no se debe recurrir a la concepción natural, ya que la filiación puede provenir de otras vías, tales como la adopción.

Soto Morales recordó que desde el 19 de junio de 2015 se publicó la jurisprudencia de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declara la inconstitucionalidad de cualquier ley que defina al matrimonio como la unión de un hombre y una mujer; "a pesar de lo anterior, el Congreso del Estado de Morelos no ha reformado su legislación, permitiendo que subsista - momento a momento - el mensaje discriminador y estigmatizador en perjuicio de los quejosos", enfatizó el juez.