Destruye Ceteg computadoras del palacio municipal de Chilpancingo

Luego de ocho meses de que maestros disidentes tomaran el ayuntamiento arruinaron más de 600 equipos de cómputo, se llevan los discos duros, memorias y las unidades para leer los CD.

Chilpancingo

El ayuntamiento de Chilpancingo tiene el registro de más de 680 computadoras saqueadas por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación del Estado de Guerrero (CETEG), tras ocho meses de mantener tomado el palacio municipal.

Jesús Uriostegui Salgado, secretario de Finanzas del ayuntamiento capitalino, indicó que de acuerdo a la información proporcionada por la Auditoría General del Estado (AGE), hasta el 30 de junio de 2014, fecha en que la coordinadora tomó el palacio municipal, en dicho inmueble había por lo menos 600 computadoras de escritorio.

No se tiene registro de las computadoras portátiles que regidores, síndicos y funcionarios del cuerpo administrativo tenían en sus oficinas y que eran de su propiedad personal, ese dato solo puede obtenerse a partir de las denuncias que presenten por el delito de robo de manera individual.

Hasta el momento no se hace ese recuento, por eso, el funcionario admite que tener claridad será complicado.

"En cuanto al equipo de cómputo podemos observar actos de rapiña y la intención de causar daño, pues no se robaron los equipos completos, sin embargo les quitaron los discos duros, las memorias y las unidades para leer los CD", anotó.

Jesús Uriostegui detalló que el monitor gigante que se tenía en la planta baja para dar anuncios a la ciudadanía fue destruido, ya que no la pudieron desprender de su base.

Los monitores de todos los equipos de cómputo registran averías, al igual que la cristalería quedó completamente destruida.

El Banco Nacional de México (Banamex) reportó que dentro del inmueble tenía un cajero automático con un millón 400 mil pesos en efectivo, el día en que la coordinadora entregó las instalaciones, solamente encontraron unos cuantos billetes de cien pesos en el área en que se aloja el dinero, en tanto que en el suelo recuperaron dos billetes más; uno de 500 y otro de 200.

Todavía no se tiene una valuación global de las pérdidas registradas en el inmueble, el personal de todas las áreas está en la etapa de revisar que artículos y documentos sirven y cuales deben desechare completamente.

Calculó que en dos semanas se podrá tener información certera respecto a lo que se perdió de manera definitiva.