La Marina, el Ejército y la PF vigilarán Valle del Ocotito

El despliegue de las fuerzas federales únicamente se centrará en la delincuencia y no contra la Unión de Pueblos Organizados de Guerrero, informó el vocero de Guerrero, José Villanueva Manzanares.

Chilpancingo

El gobierno de Guerrero anunció el envío de elementos de la Marina, el Ejército y la policía Federal para desarticular a los grupos del crimen organizado que operan en el Valle del Ocotito, en donde desde el jueves entró más de un millar de policías ciudadanos auspiciados por la Unión de Pueblos Organizados de Guerrero (Upoeg).

José Villanueva Manzanares, vocero del gobierno del estado, dio a conocer que la noche del viernes el grupo de coordinación de Guerrero gestionó para analizar la situación que prevalece en el Ocotito y por lo menos ocho pueblos pertenecientes a Chilpancingo.

Se acordó desmantelar también a las policías de Acapulco y Chilpancingo que se compruebe estén relacionados con la delincuencia organizada y se pactó el envío de personal policíaco y militar para restablecer el orden.

Aclaró que el despliegue de los próximos días será dirigido contra la delincuencia y no contra la unión de pueblos, pero agregó que una vez que las instituciones asuman el control de la zona, ellos no tendrán que permanecer en el lugar.

Villanueva Manzanares invitó a la población interesada en colaborar en el ámbito de la seguridad pública respaldo a las corporaciones debidamente establecidas para que estas puedan erradicar a los grupos delictivos y restablecer el estado de derecho.