Marchan en Tixtla por normalistas desaparecidos

Padres de los jóvenes y estudiantes clausuraron instalaciones electorales y oficinas de partidos. Ratifican su postura que no aparezcan no habrá condiciones para los próximos comicios del 7 de junio.

Chilpancingo

Padres de familia, estudiantes de Ayotzinapa, policías comunitarios y organizaciones de Tixtla marcharon por los 43 futuros profesores que están desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre, clausuraron instalaciones electorales, desprendieron propaganda y pintaron las casas de campaña del PANAL y PRI.

La movilización fue convocada por el Consejo Popular de Tixtla, respondieron favorablemente a la convocatoria habitantes de barrios tradicionales, estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, policías de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y maestros disidentes de la misma ciudad.

No acudieron contingentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), aunque sí estudiantes de diferentes normales públicas.

La cita estaba pactada para las 10:00 horas, aunque la caminata comenzó hasta después de las 12:00, con la Policía Comunitaria (PC) resguardando los contingentes.

Sobre la avenida principal, en las instalaciones del Consejo Distrital número 24 del Instituto Electoral de Participación Ciudadana (IEPC), los manifestantes volvieron a realizar pintas con las que ratificaron su oposición al desarrollo de los comicios del próximo 7 de junio.

Felipe de la Cruz, vocero de los jefes de familia agraviados por los ataques de Iguala, tuvo la encomienda de colocar sellos de clausura en las puertas del inmueble, mientras Faustino Álvarez pronunciaba un discurso en el que manifestaba la desesperación de no conocer el paradero de sus hijos desde hace más de siete meses.

Antes de llegar al zócalo, la avanzada de la marcha hizo otra pausa en las oficinas del Comité Municipal del Partido Nueva Alianza (PANAL), cuyos integrantes no estaban en el lugar y se encargaron de cerrar las instalaciones.

"No habrá elecciones", pintaron con aerosol, además de "Ratas".

Siguieron su camino y pasaron de largo frente a la catedral, llegaron al domicilio en que se opera el cabildo de manera provisional y también realizaron pintas acusando a los ediles de cometer traición, pues en las últimas semanas han endurecido la postura y pedido que se aplique la ley a los estudiantes de Ayotzinapa.

A una cuadra del zócalo encontraron al Comité Municipal del PRI, el cual ya estaba pintarrajeado pero que una vez más volvieron a rayar.

Colocaron sellos de clausura y señalaron que gracias a la corrupción que instaló en el país el partido tricolor, hubo condiciones para que la delincuencia se empoderara a tal nivel que controlara gobiernos completos, como era el caso del de Iguala.

"Esta marcha es en memoria de los 43 futuros maestros que están desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre; los queremos vivos porque su escuela los está esperando para que sigan adelante con sus estudios, pues ellos se irán a dar clases a las comunidades de más difícil acceso y mayores niveles de marginación", destacó.

La protesta culminó en la plaza central con un mitin en el que los oradores ratificaron que mientras los 43 jóvenes desaparecidos no aparezcan, no habrá condiciones para el desarrollo de los comicios del 7 de junio.