Marchan normalistas y papás de Ayotzinapa en Chilpancingo

Estudiantes y padres de familia instalaron un plantón en el TSJ del estado para exigir que no se libere al chofer que atropelló a sus compañeros.

Padres de familia y estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa marcharon por las calles de Chilpancingo e instalaron un plantón en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), exigen que no se libere a Benjamín Torres, el chofer que atropelló y mató a sus compañeros Eugenio Alberto Tamarit Huerta y Freddy Fernández Crispín.

La movilización comenzó después de las 11 de la mañana en la alameda Granados Maldonado, en ella participaron padres de familia y representantes de la sociedad de alumnos Ricardo Flores Magón.

Avanzaron sobre la avenida Benito Juárez y después tomaron por Ignacio Ramírez, luego ingresaron a la plaza central Primer Congreso de Anáhuac y se dirigieron a la entrada principal del antiguo Poder Judicial.

Ahí mostraron pancartas en las que solicitaron que no se permita la liberación de Benjamín Torres, el trailero acusado de atropellar y matar a sus dos compañeros cuando boteaban en la carretera federal Zihuatanejo-Acapulco.

Indicaron que mañana a las 19:00 horas vence el término constitucional para establecer si Benjamín recupera su libertad o se le dicta el auto de formal prisión, lo que marcaría el inicio de un juicio en su contra por el homicidio de Eugenio Alberto y Freddy Fernández.

El asunto está en manos del juez Aurelio Gutiérrez Cruz, a quien la sociedad de alumnos hizo llegar los elementos con los que asegura, hay condiciones para iniciar el proceso judicial correspondiente.

Guillermo Hernández Castro, vocero de la sociedad de alumnos de la Normal Rural manifestó que la comunidad estudiantil no está en el ánimo de permitir que el caso quede impune.

Por esa razón, dijo que los padres de familia, estudiantes y un grupo de organizaciones sociales decidieron movilizarse para evitar que al asunto se le de carpetazo.

Para la sociedad de alumnos y de padres de familia, lo ocurrido en la carretera fue un atropellamiento deliberado, por lo que no debe considerarse ninguna atenuante para tipificar un homicidio imprudencial.