Marchan mujeres indígenas del país en Morelos

Denunciaron que aún viven discriminación. "Ante la poca o nula respuesta del estado mexicano" a su derecho a una vida libre de violencia, anunciaron el programa de Emergencia Comunitaria de Género.

Cuernavaca

Mujeres indígenas representantes de 15 pueblos originarios de México, denunciaron que después de 521 años, todavía viven condiciones de discriminación, de falta de acceso a la salud, a la educación, a los medios de comunicación, a la participación política y a la justicia, por lo que anunciaron la puesta en marcha del programa de Emergencia Comunitaria de Género.

"Podemos leer a diario en los periódicos, noticieros (sic) y redes sociales como las mujeres indígenas están siendo violentadas por el Ejército y la policía (...) o se nos discrimina en hoteles o restaurantes por usar nuestra indumentarias tradicionales", manifestó Demetria Hernández Álvarez, integrante de la Comisión Nacional de Mujeres Indígenas (CONAMI).

Al conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, mujeres tlahuicas, nahuas, mazahuas, tzotziles, mayas, purépechas, rarámuris, yakis, amuzgas, zapotecas, entre otras, caminaron por las calles de Cuernavaca, portando cartulinas, y lanzando consignas, y culminaron su caminata con un homenaje a las mujeres asesinadas en Morelos, justo en la ofrenda permanente colocada en la puerta principal del Palacio de Gobierno, en Cuernavaca.

En su intervención, Hernández Álvarez aseguró que las mujeres indígenas sufren una "violencia estructural" que mantiene a más de seis millones de mujeres de pueblos originales, sufriéndola todos los días, y citó ejemplos de cómo la discriminación y las limitaciones mantiene a mujeres alejadas de la justicia, de sus hogares o han muerto por no recibir atención médica o han sido asesinadas por sus ideas, sin que ninguna de ellas reciba justicia.

Por su parte, Fabiola del Jurado, también de la CONAMI, informó que programa de Emergencia Comunitaria de Género surge "ante la poca o nula respuesta del estado mexicano, ante su compromiso con nuestro derecho a una vida libre de violencia (...) es un mecanismo que se instrumenta para sistematizar –agregó—los datos (sobre agresiones a estos grupos) y usarlos para defendernos", apuntó.

Del Jurado indicó que como primer punto de la estrategia es la apertura de una página en la red social Facebook, donde las mujeres de todo el país podrán denunciar, comentar y enriquecer las opiniones sobre el tema; hacer señalamientos públicos y como herramienta para conjuntar información.

Como segundo punto de su estrategia es la impresión de un folleto sobre seguridad para promover la autoprotección, que al mismo tiempo genere una red de autoayuda comunitaria para contraatacar la violencia contra las mujeres indígenas.

Y el tercer punto es la realización de talleres y cursos sobre seguridad y autoprotección, desde la cosmovisión de las mujeres indígenas del país. Este plan de evaluará en doce meses, anunció.