Marchan maestros en Oaxaca

Los comerciantes tomaron medidas precautorias para evitar pintas y robos al cerrar sus cortinas y colocar plafones de más de 2 metros en las paredes.
Comercios colocaron cartones para evitar pintas
Comercios colocaron cartones para evitar pintas (Oscar Rodríguez)

Oaxaca

Los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, marcharon para conmemorar el Día de Maestro, y esperar recibir la primera propuesta de respuesta de parte del gobernador Gabino Cué a sus exigencias, encontrando a su paso algunos negocios blindados con muros provisionales para evitar las pintas.

En la terminal de autobús ADO, se instaló un plafón de 2 metros para cubrir su perímetro, el gerente de la empresa rechazó que se buscara evitar la irrupción de los mentores y argumento que se realizaban trabajos de remodelación.

Una tienda de motos también colocó cartones en sus ventanales para evitar el pintarrajeo de manifestantes.

En tanto que algunos restaurantes de comida rápida optaron por cerrar sus puertas, determinando abrir sus operaciones hasta la conclusión de la movilización magisterial.

La marcha de los docentes reunió a poco más del 60 por ciento de la membrecía del gremio, afirmó el vocero de la gremial Mohamed Otaki Toledo, quien dijo que el otro 40 por ciento se unió a las movilizaciones que encabezaron los docentes oaxaqueños a lado del resto de integrantes de la CNTE en el Distrito Federal, con una marcha que inicio en el metro San Cosme y concluyó en Bucareli, frente a las instalaciones de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

En Oaxaca los mentores salieron en marcha del Monumento a Benito Juárez cerca de las instalaciones del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), avanzando a paso lento hasta arribar después de las 12:45 horas al zócalo donde se efectuó un mitin.

A su paso por las calles de la ciudad de Oaxaca los mentores lanzaron consignas en contra del Gobierno Federal, principalmente al presidente Enrique Peña Nieto a quien le dicen que la reforma educativa no pasará en la entidad oaxaqueña.

“Refrendamos nuestro compromiso con la educación de la niñez oaxaqueña, pero sobre todo con el pueblo y la clase obrera ante la represión del gobierno federal”, indicaron los maestros.

De la misma forma, los docentes pidieron el cumplimiento a sus demandas que integraron en el pliego petitorio que entregaron el pasado 1 de mayo.

Aunado a ello Francisco Villalobos  Secretario de Organización del organismo, quien encabezo las protestas rechazó el aumento salarial del 6.3 por ciento que logró la dirigencia nacional.

“Como Coordinadora Nacional de Educación tenemos nuestras propias demandas y es se tiene que negociar, no aceptamos en lo más mínimo el aumento salarias que logró la dirigencia nacional, solo son supuestos logros”, indicó Villalobos.

El secretario de Organización aceptó que, tanto el Gobierno estatal como el federal, han iniciado una ola de represión en contra de los maestros oaxaqueños.

Adelanto los paros de laborales de esta nueva jornada de lucha  a diferencia del año pasado, serán escalonados y por región, -para no dañar el ciclo escolar y no lastimar los acuerdos pactados con los padres de familia luego del último paro que protagonizaron en la jornada de lucha del año pasado-.

Detallo que las primeras acciones de protesta que determine su asamblea plenaria el próximo 17 de mayo serán solo con la totalidad de su personal administrativo, atajando que el cuerpo de docentes  que se encuentran frente  a grupo lo harán a contra turno, -cuando hayan cumplido su labor en las diferentes escuelas.-

Advirtió que la determinación del paro y plantón masivo, dependerá de las respuestas que ofrezca el gobierno federal y estatal a sus exigencias y a las determinaciones que resuelva su plenaria.

Precisaron que el próximo 17 de mayo se convocara a la celebración de su asamblea estatal plenaria, mismas que analizara a detalle las respuestas que se hayan ofrecido en las dos mesas de trabajo que se buscaran instalar tanto a nivel local como estatal, luego de que el pasado 1 de mayo entregaron a cada instancia su pliego petitorio.

Manifestó que el esquema de lucha a seguir será la movilización y la negociación, hasta lograr sus objetivos.

Resaltaron que la determinación para instalar el plantón indefinido nacional, dependerá de la resolución que asuma la Asamblea Nacional Representativa de la CNTE, precisando que Oaxaca solo enviara contingentes representativos.

GRANDES ALIANZAS

Los dirigentes de la Sección 22 de la CNTE, destacaron que en los últimos años de movilizaciones, después de la revuelta social del 2006, se han establecido grandes alianzas con diferentes organizaciones sociales y conglomerados para refundar lo que fue la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), y han logrado también integrar a su contingente de lucha, con la fundación de la Coordinadora Estatal de Padres de Familia de Oaxaca (CEPFO).

Los maestros exigen al gobierno estatal y federal  el restablecimiento de la Mesa de diálogo del año pasado,  mediante la Comisión Única de Negociación (CUN), donde como punto central para Oaxaca se encuentra la derogación de los artículos 3 y 73 de la reforma educativa federal  y la liberación de sus presos políticos, -principalmente los presuntos implicados en el secuestro de los sobrinos del presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) Gerardo Gutiérrez Candiani

Entre las demandas locales se encuentran a negociación con el gobernador Gabino Cué, la devolución de las escuelas que están en poder de la sección 59 del SNTE y la liberación de mil plazas para los estudiantes normalistas, junto con la propuesta de promulgar una nueva ley estatal de educación, donde se integre su denominado Plan para la Transformación de la Educación (PTEO) y la promulgación dela Comisión de la Verdad, para llamar a cuentas y encerrar en prisión al ex gobernador Ulises Ruiz, al que señalan de cometer delitos de lesa humanidad, como asesinatos de estado y desapariciones forzadas, además de torturas masivas contra activistas de su movimiento.

De acuerdo con Mohamed Otaki Toledo, vocero del gremio los docentes esperan concentrar su mayor fuerza de movilización durante mes de junio y julio,  cuando iniciaran los paros escalonados por región.

Destacó que la sección 22 de la CNTE tienen una fuerza de movilización de poco más de 76 mil maestros, y se espera reforzar con los 10 mil activistas que están integrados en las 16 organizaciones sociales que integran el Frente Único de Lucha Social ( FULS-APO) y los pocos más de 5 mil activistas, integrados en la Nueva Coordinadora de Padres de Familia.

 Aunado a los  12 mil estudiantes normalistas y las organizaciones nacionales que les han ofrecido su respaldo y solidaridad, como los conglomerados de Guerrero, Michoacán, Chiapas, Sonora y el Distrito Federal.

“Nuestro gremio no está disminuido, ni diezmado, hemos realizado y desarrollado grandes consultas y hemos corregido lo que se hizo mal, de tal manera que hoy tenemos más cuidado en respetar la determinación de los padres de familia y de las autoridades municipales, con quienes suscribimos acuerdos para respetar y recuperar el calendario escolar”.