Marchan indígenas triqui en Oaxaca

Reclaman esclarecer los casos de sus líderes, Heriberto Pazos y José Merino Fernández. Exigen instalar una mesa de trabajo con autoridades estatales y federales para obtener recursos para obras.

Oaxaca

Unos ocho mil indígenas integrantes del denominado Movimiento de Unificación de Lucha Triqui (MULT), marcharon y se manifestaron en esta ciudad para reclamar el esclarecimiento del asesinato de su líder y fundador, Heriberto Pazos, así como del homicidio de otro de sus dirigentes, José Merino Fernández, quien fuera alcalde en Constancia del Rosario durante el trienio pasado y quien fue hallado sin vida el 17 de enero pasado.

También demandan la aparición con vida de las indígenas Virgina y Daniela Ortiz que continúan en estatus jurídico de desaparecidas desde el año del 2007.

De la misma manera exigen la instalación de una mesa de trabajo con autoridades estatales y federales para obtener recursos para financiar las obras de infraestructura y proyectos productivos en sus comunidades.

EL CASO MERINO FERNADEZ

Luego del asesinato del ex alcalde de Constancia del Rosario, José Merino Fernández, las fuerzas estatales de seguridad ha desplegado un operativo en al menos tres municipios de la zona Mixteca, ante el temor que haya una escalada de violencia en la zona.

El secretario de Seguridad, Alberto Esteva Salinas, informó que se han desplegado partidas policiales a los municipios de Putla de Guerrero, Santiago Juxtlahuaca y Constancia del Rosario, para restablecer el orden y evitar que se cometan nuevos hechos de violencia, luego del asesinato en contra del ex alcalde y líder del Movimiento de Unificación de Lucha Triqui (MUT), José Merino Fernández, de 48 años de edad, originario de la comunidad de Santa Cruz Río Venado.

La víctimas había sido secuestrado por un grupo armado y había permanecido en calidad de desaparecido desde hace tres días hasta que su cadáver fue localizado abandonado sobre un camino de terracería cerca del municipio de Putla de Guerrero con rastro de tortura, múltiples impactos de arma de fuego y el tiro de gracia.

Por su parte el MULT, recientemente dividido, advirtió que efectuará movilizaciones para exigir justicia por este asesinato y llamó a "no caer en la provocación y menos en la venganza".

EL CASO VIRGINIA Y DANIELA

Los familiares y amigos de las indígenas Virgina y Daniela Ortiz, recordaron que el 5 de julio del año 2007, las mujeres originarias de El Rastrojo, desaparecieron cuando viajaban a San Marcos Xinicuesta, municipio de San Sebastián Tecomaxtlahuaca.

A la fecha no han regresado. La primera tenía 20 años al momento de irse; era maestra de educación primaria bilingüe; Daniela, de 14 años, era solo estudiante.

Al respecto el Procurador de Justicia estatal, Héctor Joaquín Carrillo Ruiz, reconoció que ambas indígenas siguen bajo el estatus de desaparecidas o no localizadas y abundó que continúan las indagatorias.

Dijo que derivado de este plagio hay dos personas bajo proceso penal, uno de ellos ex líder del Movimiento Unidad Popular (PUP) que se niegan a dar información sobre el paradero de las victimas.