Marchan indígenas de Oaxaca para defender usos y costumbres

Los manifestantes se oponen a que les impongan a un administrador, luego de que el TEPJF revocara el mandato al cabildo electo, tras la renuncia del alcalde.

Oaxaca

Unos 200 indígenas del municipio de San Bartolo Coyotepec marcharon hasta con los danzantes de la pluma desde su comunidad de origen hasta las calles de esta Ciudad para exigir respeto a sus usos y costumbres, luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó el mandato al cabildo electo, tras la renuncia del alcalde y la Cámara de Diputados local tendrá que designar un administrador provisional.

Los inconformes arribaron a la plazuela principal, al zócalo oaxaqueño, localizado en la zona del Centro Histórico, exigieron una audiencia con el gobernador Gabino Cué, ya que no quieren que el Congreso del estado le imponga a un administrador municipal.

José Martínez Pedro, integrante del Consejo Municipal, que recién se formó para sustituir al administrador municipal, dijo que el Congreso local debe analizar bien la situación por la cual atraviesa ese municipio, ya que los habitantes impedirán la llegada del administrador y temen que se desate la violencia.

Es de mencionar que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó revocar de los cargos al presidente municipal, así como a los integrantes de su cabildo, por lo que es necesario nombrar a un administrador municipal para que genere las condiciones y convoque a una elección extraordinaria.

Martínez Pedro dijo que los habitantes de San Bartolo Coyotepec sí llevarán a cabo las elecciones extraordinarias, pero piden que sean los integrantes del Consejo Municipal los que generen las condiciones para efectuar los comicios.

"Pedimos el respeto a nuestros usos y costumbres, no queremos que impongan a un administrador municipal, porque para empezar sabemos que no es nativo de San Bartolo Coyotepec y tememos que pretenda saquear a nuestro municipio", dijo.

El integrante del Consejo Municipal mencionó que el Congreso local no quiere reconocerlos, por ello solicitarán una mesa de negociación con la Secretaría General de Gobierno (Segego) así como con el mandatario estatal, Gabino Cué para que intervengan.

"No queremos que el conflicto poselectoral de nuestro municipio termine como el de San Sebastián Río Hondo o Santa Catarina Mechoacán, buscamos el diálogo", comentó.

Advierten que de imponerse un administrador, se designará a un personaje ligado con el ex diputado petistas y ex líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) Flavio Sosa, que pretende detener la auditoría contra su hermano, Horacio Sosa, quien dejó el cargo con un faltante de comprobación de recursos por obras ejecutada de poco más de seis millones de pesos.