Marchan padres de familia de Chiapas para exigir clases

En Yajalón, los manifestantes exigieron a los maestros, quienes mantuvieron tomada la alcaldía por siete días, a cumplir con su deber de dar clases a sus hijos

Tuxtla Gutiérrez

A pesar de las provocaciones de un reducido grupo de maestros, quienes se burlaban de padres de familia que marcharon para exigir clases, un contingente de más de seis mil ciudadanos exigieron el retorno a clases de los docentes en paro por las protestas en contra del gobierno federal en el municipio de Yajalón, Chiapas.

Los padres y ciudadanos que se sumaron a esta manifestación fueron respaldados por el alcalde Alfredo Pinto Aguilar, a pesar de las amenazas de los maestros sindicalizados, quienes este jueves saquearon y causaron daños al Palacio Municipal de Altamirano por las declaraciones del edil de esa comuna Roberto Pinto Kanter que indicaban que la reforma educativa había sido aprobada y no estaba en sus facultades tomar medidas contra ésta.

En Yajalón los manifestantes levantaron su voz para exigir a los maestros, quienes mantuvieron tomada la alcaldía por siete días como parte de sus protestas, a cumplir con su deber de dar clases a sus hijos.

Por su parte, Pinto refrendó su respeto a los maestros y destacó que en su administración municipal se continuará apoyando a la educación, puesto que se tiene previsto que en este año se inviertan más de 11 millones de pesos destinados a las escuelas.

Las declaraciones del alcalde fueron respaldadas por los padres de familia, en tanto un pequeño grupo de maestros encaró a los ciudadanos, quienes se burlaban y retaban para provocar disturbios, sin embargo, la cordura prevaleció por parte de los manifestantes, quienes concluyeron la marcha para retornar a sus labores.