Marchan ciudadanos y la UPOEG por la paz en Chilpancingo

Militares instalan reten para evitar el paso de policías ciudadanas armadas. Loa manifestantes demandan mayor seguridad, luego del asesinato de la nuera del empresario Pioquinto Damián Huato.
Militares revisan vehículos en Chilpancingo.
Militares revisan vehículos en Chilpancingo. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Habitantes de la cabecera municipal y activistas de la Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) realizaron una marcha por la paz en Chilpancingo.

La movilización comenzó en la entrada norte de la ciudad, a invitación de familiares de Laura Rosas Brito, nuera del empresario Pioquinto Damián Huato, quien fue asesinada a balazos durante el atentado que este sufrió el martes pasado.

Miguel Alemán, Juan N. Álvarez y llegó hasta la plaza central Primer Congreso de Anáhuac.

Casi en forma simultánea, una caravana de aproximados 500 integrantes de la UPOEG ingresó por el lado sur de la capital de Guerrero, aunque fueron interceptados por elementos del Ejército Mexicano, la Policía del Estado y la Federal.

Los soldados pararon inicialmente a los upoegistas con la intención de asegurarse que no entraran armados a la ciudad, estos les señalaron que iban a una manifestación pacífica, pero de cualquier manera se detuvo a las unidades y se les sometió a revisión.

Aunque los de UPOEG pasaron, militares y policías mantuvieron el reten para revisar a todos los automóviles que ingresaran, tanto por la Autopista del Sol como por la carretera federal.

Muchos automovilistas reprocharon el hecho de que se utilizara a la milicia como policía antimotín, pues además de las armas de cargo portaban garrotes en las manos.

La marcha por la paz se desarrolló sin problemas, al final, los contingentes de la UPOEG y de la ciudadanía de Chilpancingo se encontraron en la plaza central y lanzaron consignas a favor de la paz y la justicia.