Marcha FUNPEG y se planta en Palacio de Gobierno de Chilpancingo

Egresados de diferentes normales insistieron en la petición de plazas docentes y reprochan la violencia con la que policías los atacó el pasado jueves. 

Chilpancingo

Integrantes del Frente Unidos de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) marcharon de su campamento hacia el Palacio de Gobierno, ratificaron su petición de plazas docentes y reprocharon la violencia con que la policía los atacó la jornada del jueves.

Antes de las 14:00 horas, egresados de diferentes normales públicas iniciaron una marcha que partió de su campamento, ubicado en las instalaciones de la Contraloría Interna de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), en la colonia burócratas.

Caminaron por la avenida Ruffo Figueroa, pasaron el boulevard René Juárez Cisneros y doblaron hacia la izquierda para llegar a la puerta principal del Palacio de Gobierno.

Se plantaron en la escalinata principal de la sede oficial del Poder Legislativo, en donde el personal de guardia cerró la puerta para impedir que intentaran pasar hacia el inmueble.

Aunque los normalistas se limitaron a plantarse en las gradas, mostraron pancartas en las que reiteraron su demanda de asignación de plazas docente y reprocharon la violencia con la que fueron interceptados por la policía el día anterior, un grupo de antimotines llegó al lugar.

Los normalistas no impidieron la salida de los burócratas, que temían una toma de las instalaciones que los dejara encerrados durante varias horas.

Antes de las 15:00 horas se registró una precipitación que los manifestantes aguantaron, reclamando la instalación de una mesa de diálogo con el gobernador Rogelio Ortega Martínez.

No hubo interlocución, poco después de las 16:00 horas se retiraron, antes, dijeron a los medios de comunicación que ellos no habían tomado por la fuerza los dos camiones distribuidores de productos chatarra que la policía antimotín recuperó la jornada del jueves.

Informaron que sus compañeros detenidos durante la disolución violenta de la marcha ya estaban libres, pero lamentaron que en Guerrero se maneje con la fuerza policial a casi todas las protestas de carácter social.