Marcha CNTE y protesta frente a cuarteles militares en Michoacán

Exigen la presentación con vida de los 42 jóvenes desparecidos y castigo a los culpables de los seis asesinatos perpetrados en Iguala.

Morelia

Para exigir la aparición con vida de los 42 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, cerca de un millar de integrantes de la Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), marcharon e instalaron un mitin de protesta frente a diversos cuarteles militares de Michoacán.

En el caso de la capital michoacana, el cuadro magisterial se apostó cerca de las 11:00 horas en las inmediaciones de la Plaza Morelos, de donde salieron en una movilización hacia la 21 zona militar, mientras que esta misma acción de protesta se reprodujo en los cuarteles de los municipios de Zitácuaro, Zamora, Uruapan y Lázaro Cárdenas.

Con pancartas y mantas donde expresaron su rechazo a las políticas neoliberales instrumentadas por el gobierno de Enrique Peña Nieto, los mentores tras obstruir la circulación sobre las avenidas Madero y Acueducto, realizaron un mitin para demandar la presentación con vida los normalistas guerrerenses.

Los trabajadores de la educación tras reclamar con diversas consignas respuesta a los hechos ocurridos en el municipio de Iguala ocurridos el pasado 26 de septiembre, acompañados de algunos estudiantes realizaron algunas pintas con cuerpos humanos sobre el pavimento frente a la sede de elementos castrenses sin que se registrara ningún tipo de incidencias.

En el lugar los manifestantes reiteraron su respaldo a los estudiantes y a los padres de familia de los 42 normalistas desaparecidos la noche y madrigada del 26 y 27 de septiembre de 2014. Paralelamente hicieron entrega de un documento mismo que dejaron en la zona militar en donde exigen la presentación con vida y castigo a los culpables de los seis asesinatos perpetrados en Iguala.

"No aceptamos la manera en que el gobierno federal busca a nuestros compañeros, pues parten de una plena seguridad de que están sin vida, y nosotros los queremos vivos, porque así se los llevaron", reclamaron.

De este modo demandaron que se permita "la verificación de los crematorios militares, una vez que ya se ha comprobado la existencia de estos y desmentido la versión oficial que los negaba.

Entendemos además claramente que las funciones de las Fuerzas Armadas están delimitadas y exigimos que se ajusten a las mismas, pues sus actuaciones en el presente violentan clara y flagrantemente sus propias reglas de operación".

En citado documento se añade que la CNTE seguirá al lado de los padres de familia buscando con vida a sus hijos y demandaron que "las autoridades ineficientes o torpes, deben renunciar o ser despedidas de inmediato, comenzando con el presidente Enrique Peña, jefe supremo de las fuerzas armadas. Manifestamos nuestra firme exigencia del respeto a las libertades democráticas conquistadas con las luchas sociales.

La expresión de las ideas, la manifestación de la crítica y la lucha por las reivindicaciones y aspiraciones populares, no deben seguir siendo criminalizadas ni descaradamente reprimidas. El gobierno no debe seguir implantando la política del terror para inhibir la movilización ciudadana", señalaron.

Por tanto justificaron que "acudimos a Las Fuerzas Armadas haciendo un llamado a la conciencia y al precepto que rige el quehacer de las mismas; defender la soberanía del país y proteger en todo momento los derechos fundamentales de sus habitantes, sea la presente una queja presentada ante La Secretaría de la Defensa Nacional, que para atender las quejas y recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, creó en 1991 la Sección de Derechos Humanos en la Procuraduría General de Justicia Militar".