Marcha CNTE con cacerolas en Oaxaca

En la marcha participaron familiares de Cristian Colón Garnica, quien es uno de los 43 desaparecidos. Exigen justicia y presentación con vida de los jóvenes.
La marcha llegó al Centro Histórico, donde realizaron un mitin para demandar la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos.
La marcha llegó al Centro Histórico, donde realizaron un mitin para demandar la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos. (Óscar Rodríguez)

Oaxaca

Los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizaron una marcha con Cacerolas para exigir justicia y la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Guerrero.

Las protestas salieron de la periferia y avanza a paso lento hasta el Centro Histórico donde los inconformes realizaron un mitin.

En la manifestación participaron los familiares de Cristian Colón Garnica, estudiante oaxaqueño originario de Tlacolula que se encuentra dentro de los 43 estudiantes desaparecidos.

Marisol Garnica, prima del estudiante desaparecido, calificó de frustrante la búsqueda para localizar a los normalistas en Iguala por parte de las fuerzas federales.

"Hasta hoy tenemos la certeza de que mi primo esta vivo, lo siento mi corazón, que esta ardiente y sediento de justicia por lo que le ocurrió".

La también activistas, acusó al gobierno federal de manipular las investigaciones y urgió una actitud más eficaz de parte de la Procuraduría General de la República (PGR), además de que le urgió a la policía de Iguala, regresar a su familiar.

Dijo que Cristian Tomas es el menor de seis hermanos, era un buen hombre, responsable, respetuoso, reservado y siempre estudioso, y habría prometido a sus padres que llegaría a ser profesor para ganar buen dinero y sacarlos de la pobreza.

Según el recuerdo que tiene Marisol, Cristian de 18 años de edad, quien a penas cursaba el primer año en la normal de Ayotzinapa, "Raúl Isidro Burgos", soñaba con un mejor país.

"Quizá ya lo logró, porque lo que paso en Iguala, ha cambiando la mentalidad de los mexicanos", confió.