Exigen damnificados de ‘Manuel’ construcción de canal en Tixtla

Piden que se apruebe el proyecto para construir un canal controlado, mismo que garantizará el desazolve del agua que se acumula en la laguna en la próxima temporada de lluvias.
Damnificados de las tormentas 'Manuel' e 'Ingrid' se reunieron con el alcalde de la demarcación Gustavo Alcaraz Abarca.
Damnificados de las tormentas 'Manuel' e 'Ingrid' se reunieron con el alcalde de la demarcación Gustavo Alcaraz Abarca. (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Damnificados por la tormenta tropical 'Manuel' en la cabecera municipal de Tixtla marcharon para exigir la construcción de un canal controlado, mismo que evitará una inundación como la que provocó el desbordamiento de la Laguna Negra en septiembre 2013.

La protesta comenzó en el barrio del Santuario y culminó frente al palacio municipal, en donde lograron una reunión con el alcalde de la demarcación Gustavo Alcaraz Abarca.

En la reunión insistieron en la necesidad de que se apruebe un proyecto ejecutivo para la construcción de un canal controlado, mismo que garantizará el desazolve del agua que se acumula en la laguna durante la próxima temporada de lluvias.

Lo anterior, porque las lluvias atípicas del 14, 15 y 16 de septiembre propiciaron que cientos de viviendas quedaran cubiertas por el agua de la laguna durante casi un mes, a partir de que no hubo manera de liberar el líquido acumulado por las abundantes precipitaciones.

El primer edil señaló que la petición está fuera de su alcance, por lo que sugirió buscar una reunión de trabajo con la delegación estatal de la Comisión Nacional del Agua (CNA), la que se desarrollará del miércoles al viernes de la presente semana.

La propuesta pareció muy lejana para los damnificados, por lo que plantearon que se desarrollara este martes 8 de abril, el presidente les respondió que tenía en agenda reuniones más importantes que desahogar.

"Mi jefe es el gobernador y mañana debo estar con él, esa es una responsabilidad ineludible", dijo el primer edil.

Los vecinos de las colonias afectadas demandaron también que se cumpla con el desazolve de las barrancas, proceso que las autoridades señalaron que está apenas al 40 por ciento de avance, lo que propició reacciones de malestar.

Manifestaron su preocupación por el hecho de que se esté a poco tiempo de que inicie la temporada de lluvias, en tanto que los trabajos de limpieza no culminan y se percibe poco interés por agilizar su cumplimiento.

El encuentro culminó sin una fecha clara respecto a cuando se desarrollará la reunión con la delegación estatal de Conagua, solamente se dejó en el aire la posibilidad de que se desarrolle del miércoles al viernes próximo.

Ante la incertidumbre, no descartan la posibilidad de trasladarse a Chilpancingo para bloquear la autopista del sol y con ello incrementar la presión sobre las autoridades del estado y la federación, pues en el municipio ya se dijeron superados por la dimensión del problema.