Mando Único no resolverá por sí solo tema de inseguridad: Astudillo

El gobernador de Guerrero reconoció que el tema ya está politizado y reiteró que para garantizar resultados más contundentes en esta materia, siempre será decisiva la participación de la población. 
>Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.
>Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores. (Javier Trujillo)

El gobernador Héctor Astudillo Flores reveló que las fuerzas federales que resguardan Acapulco bajarán a la zona de playa y no se quedarán solo en la Costera Miguel Alemán, luego reconoció que el tema del Mando Único Policial ya está politizado, lo que queda, es buscar la manera de que se desahogue en los mejores términos.

Salía de la zona militar de Acapulco cuando fue cuestionado sobre la manifestación de respaldo al Mando Único Policial emitida el jueves por el sector empresarial de la ciudad, que exigió una definición más clara por parte de los 81 presidentes municipales.

Astudillo Flores indicó que habrá más expresiones de ese tipo en diferentes momentos, en el entendido de que la intención del gobierno y los sectores productivos es que la seguridad mejore, no se busca perjudicar a nadie.

"Yo insisto, el asunto del Mando Único no va a resolver el problema de la violencia, pero será uno de los factores que contribuirá a que las cosas mejoren", apuntó.

Agregó, que para garantizar resultados más contundentes en materia de seguridad, siempre será decisiva la participación de la población.

Explicó que el Grupo de Coordinación Guerrero (GCG) se reunió la jornada del jueves en el puerto y alcanzó varios acuerdos importantes, entre ellos, que los militares y policías federales bajen a la playa, que no se queden en la zona de asfalto de la Costera Miguel Alemán.

Dicho acuerdo se pactó a tres días de que una jornada violenta impactara en la zona de playas del puerto, cuando de siete asesinatos por lo menos uno se desarrollara en el área en mención.

Sostuvo que la adopción del modelo de Mando y Policía Estatal Única no representa un tema de regocijo para nadie, implica un mayor margen de responsabilidad.

Respecto al manejo político que se puede dar al tema, el gobernador sostuvo que esa es un hecho que ya no se puede evitar.

"Yo creo que el tema está politizado desde el momento que en el Senado hay diversas posiciones, algunas con más cuerpo y otras no tanto; lo que debemos hacer es cuidar que salga lo mejor posible. No reconocer que esto ya está politizado, es como si anduviera yo de noche y con lentes oscuros".

Sin embargo, insistió que se debe buscar la manera de que el producto que se obtenga de la discusión sea lo más conveniente para la población.