20 años en La Gran Familia ¿y después?

Sandra permaneció 27 años internada con Mamá Rosa, tiene 43 años y estudio hasta la preparatoria; dentro del lugar trabajaba como supervisora de niñas.

Zamora

Muchos llegaron desde que tenían nueve años, han pasado más de 20 dentro del albergue de La Gran Familia.

Mayores de edad y sin haber salido a la calle, porque lo tenían prohibido, hoy las autoridades les dijeron que se podían ir del lugar.

Sandra, Julio César y Freddy, nunca habían salido del albergue desde que llegaron. Desconocen qué harán de ahora en adelante.

Tendrán que buscar un trabajo y dónde dormir, al lugar ya no pueden regresar. 

“La Ñaña” llegó a los 16 años

Desde muy temprana hora Sanda Cancino, de 43 años, salió del albergue La Gran Familia, era la primera vez que pisaba la calle tras permanecer 27 años internada “lo teníamos prohibido”.

Conocida como “La Ñaña”, por tener labio leporino, hoy reconoce que tiene miedo porque no saber qué va hacer de ahora en adelante.

“Mi familia me trajo aquí desde los 16 años. Es la primera vez que salgo desde entonces; tengo 43 años y no sé que voy hacer en este momento. Bueno, ahorita voy a esperar a que mi amiga salga para ver a dónde nos vamos”.

Sandra estudió hasta la la preparatoria y que dentro del albergue tenía un cargo de supervisora de las niñas.

Con solo la credencial de elector como documento oficial, “La Ñaña” espera a alguien más para saber qué hacer.

Soy de Guadalajara, pero me dejaron aquí desde los 13 años

A Julio César Ortega García, hoy de 22 años, lo trajeron desde Guadalajara, Jalisco, a la edad de 9 años “porque me portaba mal y me salía de mí casa, no era drogadicto ni delincuente, pero por eso me trajeron”

Desde hace 13 años estuvo internado en La Gran Familia y por pudo pisar la calle hoy que le dieron su credencial de elector. Nunca se le autorizó antes a salir.

“Tengo familia en Guadalajara, pero para qué la voy a buscar, mi familia es La Gran Familia, pero estoy emocionado de haber salido y quiero conseguir trabajo”.

Julio César tiene estudios de música por parte de la Universidad de Guanajuato y agradeció a Mamá Rosa haberle otorgado la disciplina, pero principalmente los estudios y las buenas costumbres.

Su violín, su compañero

Para Freddy García, de 20 años, su peor experiencia fue vivir en La Gran Familia, en donde, a pesar de haber estudiado piano y violín, recibió según él maltrato físico por parte de Mamá Rosa.

“Para mí fue lo peor, llegué desde los 12 años, yo soy de Xalapa, mi familia está allá, pero no voy a regresar, ellos me abandonaron y nunca se preocuparon por mí”. 

Su único documento oficial es su credencial de elector, espera poder encontrar trabajo pronto como músico “es lo único que sé hacer, tocar el violín y el piano”.

El Registro Civil de Michoacán colocó módulos especiales para atender a los padres de familia y los jóvenes que salen del lugar para entregarles un papel oficial.