Maestros liberan Autopista del Sol

Después de tres horas de bloqueo, los docentes de la CETEG y de varios sindicatos desocuparon los cuatro carriles de esa carretera; la fila de autos varados ya alcanzaba 4 kilómetros de largo.

Chilpancingo

Maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), integrantes de los sindicatos de la Universidad Autónoma de Guerrero y de la sección 18 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero, bloquearon por tres horas los cuatro carriles de la Autopista del Sol.

Los manifestantes marcharon desde Chilpancingo ocupando sólo los carriles que van a Acapulco, pero al llegar al punto conocido como El Parador del Marqués bloquearon toda la autopista y fue hasta las 15:30 horas que la liberaron.

Los profesores disidentes y las organizaciones aliadas fueron avisadas de que la mesa de trabajo con la Secretaría de Gobernación sigue su curso, por lo que decidieron regresar hacia su campamento, ubicado en la colonia Burócratas.

La fila de autos varados ya alcanzaba cuatro kilómetros de longitud, por lo que entre los conductores era notoria la desesperación.

Los maestros empezaron la marcha desde la explanada de la Comercial Mexicana de Chilpancingo, subieron por el puente de El Capricho hacia la colonia del PRI y de ahí tomaron los carriles norte-sur de la Autopista del Sol.

Antes de llegar al Congreso local, persiguieron a los policías estatales que a bordo de motocicletas monitoreaban la protesta, corrieron por varias calles pero no los alcanzaron.

Más adelante, en el puente elevado, frentre al museo interactivo La Avispa, lograron acorralar a dos patrulleros, quienes tras varias maniobras lograron dejar atrás a los maestros que los cercaron desde dos flancos.

Un profesor fue atropellado cuando los motociclistas de la Policía Estatal aceleraron, pero no reportó lesiones graves; tras una revisión rápida se reincorporó a la marcha.

En las instalaciones del Tribunal Colegiado de Circuito, los maestros se lanzaron contra dos patrullas de la Fuerza Estatal.

Antes de llegar a la zona de centros comerciales, detuvieron a una agente de Gobernación a quien le quitaron su teléfono celular y la obligaron a caminar con la avanzada principal.