Busca amparo diputado del PT en Morelos

Alfonso Miranda Gallehoa, solicitó la protección de la justicia federal para no ser detenido por autoridades locales y federales. 

Cuernavaca

El diputado local por el Partido del Trabajo (PT), Alfonso Miranda Gallehoa, solicitó la protección de la justicia federal para no ser detenido por autoridades locales y federales.

De acuerdo con información publicada por los accesos electrónicos de los juzgados federales en Morelos, Miranda Gallegos promovió el juicio de amparo 2197/2014, para no ser privado de su libertad, por lo que la instancia judicial le fijó una fianza de seis mil pesos, y en los próximas semanas agotará las etapas procesales para determinar si su solicitud concluye positivamente.

Actualmente Miranda Gallegos es un diputado más del PT. Durante los primeros dos años de la actual legislatura, fungió como coordinador parlamentario, sin embargo, la dirigencia nacional de su partido lo relegó de la posición debido a los conflictos y averiguaciones que enfrenta, por su presunta relación con personas o hechos delictivos.

Además de mantener una confrontación total con su sucesor en la alcaldía de Amacuzac -al sur del estado-, Noé Reynoso, por supuestos conflictos políticos, a estos personajes se les liga con dos grupos criminales rivales conocidos como "Los Rojos" y "Guerreros Unidos".

Además, habitantes de aquél municipio, colindante con la parte norte del estado de Guerrero, los han señalado y denunciado ante las instancias legales correspondientes por su supuesta relación con homicidios y secuestros en la región.

Miranda Gallegos es tío de Santiago Miranda Mazari Hernández, conocido como "El Carrete", señalado como supuesto líder de "Los Rojos" en el sur de Morelos.

Hace dos meses, la Fiscalía General del estado, solicitó al Congreso del estado de Morelos, el inicio de un juicio de procedencia contra Miranda, para despojarlo de su fuero, y juzgarlo tras un hecho que acrecentó la fama del legislador: el pasado tres de junio, se confrontó y amenazó a elementos de la Policía Ministerial.

Los servidores públicos detuvieron a un camión que transportaba fertilizante. Según dijeron, después de una revisión, corroboraron que la unidad tenía reporte de robo. Entonces, el conductor del mismo llamó a Miranda, quien se identificó como diputado y dueño del automotor. 

En un descuido, el legislador huyó en su vehículo, con el conductor del camión, sustrayéndolo de la acción de la justicia. El camión fue detenido y llevado a un corralón, a donde Miranda acudió posteriormente para exigir su devolución,  pero ante la negativa de devolvérselo, amenazó a los mil encargados del mismo, al igual que lo hizo con los policías