Loreto, La Paz y Los Cabos están aislados

Autoridades reportan saldo blanco, 10 mil damnificados, 30 mil varados  y 4 mil en albergues; no obstante, informan de fallas en la energía eléctrica.

México y La Paz

La peligrosidad de Odila no ha disminuido, a pesar de degradarse a huracán categoría 1, advirtió David Korenfeld, titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

No obstante, el Comité Nacional de Emergencias confirmó que Los Cabos, Loreto y La Paz estaban aislados vía terrestre, marítima o aérea.

Además, no había energía eléctrica, agua potable ni telefonía fija y móvil.

En conferencia de prensa, el Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, reportó saldo blanco.

Dijo que la Comisión Federal de Electricidad tiene prioridades: “La primer es dotar a las potabilizadoras y a las bombas de agua para que permitan que el agua empiece a surtirse, que es elemento esencial para la vida.

“Segundo, las instalaciones de carácter domiciliario, y tercero, poder operar lo más pronto posible el aeropuerto, que permita que iniciemos el puente aéreo y así seguirán”, explicó.

Precisó que no hay víctimas mortales y se reportaron 135 atenciones hospitalarias y ambulatorias.

Puente señaló que el aeropuerto de Los Cabos fue afectado, por lo que no se pueden realizar vuelos de carácter comercial.

Indicó que aviones de la Fuerza Aérea Mexicana y la Armada de México que participarían en el desfile conmemorativo de la Independencia suspendieron esta aparición para iniciar un puente aéreo que podría activarse entre el aeropuerto de Los Cabos, Tijuana y Mazatlán, con la idea de apoyar la salida de 30 mil turistas varados extranjeros y de los turistas nacionales.

Agregó que el área de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano solicitó el envío de nueve elementos radio-operadores de servicios aéreos que apoyarán en las acciones de restablecimiento de operaciones del aeropuerto para ocupar la pista y la plataforma principal.

Personal de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), y de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), y de Secretaría de Turismo se trasladan a Baja California Sur para coordinar la salida de los paseantes nacionales y extranjeros afectados por el fenómeno natural”, detalló más tarde el gobierno federal en un comunicado.

Las autoridades de protección civil detallaron que algunos hoteles que funcionaban como refugios fueron afectados en la planta baja por inundaciones y por los vientos.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desplegó mil 390 elementos que implementan el Plan DN-III de auxilio a la población civil y también se prevén vuelos de reconocimiento por las zonas afectadas.

La Comisión Nacional de Seguridad envió a Los Cabos a 150 elementos de la Policía Federal para auxiliar a los cerca de 10 mil damnificados que se reportan.

Funcionarios del Gobierno Federal revelaron que los uniformados llevan equipo especial para auxiliar a la población, luego de la devastación que causó el fenómeno meteorológico en esa región de Baja California Sur, por lo que se reportan 4 mil personas en albergues.

Los agentes partieron esta tarde del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; las autoridades no precisaron en qué lugar de esa zona del país descenderá la aeronave, tras los daños y la falta de redes de comunicación.

Por instrucciones de la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, 38 Comedores Comunitarios en Baja California Sur, con elementos de la Secretaría de Marina Armada de México, apoya a la población afectada por el huracán Odila.

La Secretaría de Salud (Ssa) informó que las unidades de salud están disponibles para atender posibles afectaciones a la población en riesgo.

SAQUEOS EN SAN JOSÉ DEL CABO

En un recurrido que realizó MILENIO por Los Cabos se reportaron saqueos en tiendas de autoservicio y de conveniencia, sobre todo en zonas turísticas.

También se observaron severos daños en vías de comunicación, sobre todo en carreteras y la vía  que une a San José del Cabo y Cabo San Lucas.

Se reportó la falta de alimentos y la tardanza para suministrarlos a los albergados por parte de las autoridades.

MÁS LLUVIAS

El Servicio Meteorológico Nacional reportó que Odila continuará su trayectoria sobre la península de Baja Califonia, pero como tormenta tropical. Además se toman precauciones en Sonora y Sinaloa.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que hasta las 22:00 horas Odile se localizaba a 35 kilómetros al sur-suroeste de Mulegé y a 95 kilómetros al noroeste de Loreto y presenta vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora con rachas de hasta 140 kilómetros.

Por ello, para las próximas horas el SMN prevé lluvias torrenciales en Baja California Sur; intensas en Sinaloa; muy fuertes en Chihuahua, Baja California, Sonora, Durango y Nayarit; además de fuertes en Jalisco, Colima y Michoacán.

La comisión Nacional del Agua también informó que la zona de baja presión ubicada al sur del Golfo de Tehuantepec elevó a 80 por ciento su probabilidad de desarrollo ciclónico, de acuerdo con el pronóstico a 48 horas.

Detalló que se localiza a 620 km al sur de Puerto Ángel, Oaxaca, y se mueve lentamente al oeste-noroeste, con vientos sostenidos de 45 kilómetros por hora y rachas de hasta 55 kilómetros por hora.

En tanto, en el sureste de México, se prevé que la onda tropical Número 30 ocasione lluvias intensas en zonas de Chiapas, Veracruz y Oaxaca; muy fuertes en zonas de Tabasco y Campeche, y fuertes en regiones de Yucatán y Quintana Roo.

Además, el frente frío número 2 se combina con la fuerte entrada de humedad del Golfo de México, por lo que se pronostica descenso de temperatura sobre el norte y noreste del país, así como lluvias muy fuertes en San Luis Potosí; fuertes en Coahuila, Tamaulipas y Zacatecas, y de menor intensidad en Nuevo León y Aguascalientes.   


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]