Llegan fuerzas federales a Oaxaca

Ayer por la noche, la CNTE comenzó a retirar los bloqueos de las instalaciones de Pemex y de las juntas locales.
En el aeropuerto local aterrizaron cinco aviones con militares.
En el aeropuerto local aterrizaron cinco aviones con militares. (Luis Alberto Cruz)

Oaxaca

Por tierra y aire arribaron a Oaxaca los contingentes federales para resguardar el orden y la paz de la jornada electoral de mañana ante el amago de boicot que ejercen los profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que tienen tomadas las 11 juntas distritales y la sede de la vocalía ejecutiva del Instituto Nacional Electoral (INE).

Al aeropuerto Benito Juárez de la ciudad, por un lado aterrizaron siete aviones tipo Hércules, dos con siglas de la Policía Federal y cinco del Ejército, de los que descendieron unos mil 500 elementos federales, en tanto que por  la autopista Oaxaca-México llegó otro contingente de elementos.

Antes, en autobuses turísticos llegó otro batallón de mil elementos de la Policía Federal.

De acuerdo con la información difundida por la División Regional de la Policía Federal, los elementos policiacos siguen la instrucción de resguardar el orden durante el desarrollo de la jornada comicial del domingo.

En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) anunció el despliegue de tres mil elementos más.

En ese sentido, el gobernador Gabino Cué emitió un llamado a todas las organizaciones sociales y gremiales para que sin claudicar a su derecho a la libre manifestación, se conduzcan por la vía de la legalidad y sin afectar el derecho de terceros en la jornada electoral.

Cué indicó que personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca y de la Procuraduría General de Justicia del Estado, así como las policías municipales coadyuvarán en las labores de vigilancia y patrullaje antes, durante y después de la jornada electoral, por lo que en estrecha coordinación con las fuerzas federales se llevará a cabo un operativo especial para que se instalen sin incidentes las 5 mil 228 casillas previstas por el INE.

EVITAR LA CONFRONTACIÓN

Tras cinco días de protestas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación retiró los bloqueos que mantenía, tanto de la principal planta de abasto y distribución de Pemex en la zona de los valles centrales, como de la refinería Antonio Dovali  Jaime, de Salina Cruz.

También se replegó de las 11 juntas distritales y la vocalía ejecutiva del Instituto Nacional Electoral donde mantenía plantones y devolvió las casetas de cobro de la autopista Oaxaca-México y retiró el bloqueo de la terminal de autobuses de primera clase de la ciudad ante el arribo de los elementos de la Gendarmería para resguardar la seguridad y la paz social de Oaxaca.

La  toma de estas instalaciones generó una crisis energética en 21 municipios de la zona de Valle Central y la zona metropolitana de Oaxaca al escasear la venta de combustible, la situación causó irritación y enfrentamientos entre automovilistas y despachadores.

En un principio, los intentos por recuperar la planta de los valles centrales fracasaron por la radicalidad de los grupos de choque de la coordinadora, incluso taxistas de sindicatos diversos fueron vapuleados por los docentes.

Las gasolineras, en tanto se negaban a restablecer el servicio por la falta de condiciones de seguridad para poder trabajar, porque los maestros amenazaron con tomar las estaciones y regalar el combustible, fue hasta las 23 horas de este viernes que un ultimátum de la Secretaría de Gobernación y el arribo de las fuerzas federales a Oaxaca obligó a los maestros a replegarse y abandonar el bloqueo que mantenía  en las instalaciones tanto de Pemex como del  Instituto Nacional Electoral.

Los maestros argumentaron que se retiraban para evitar la confrontación con el Estado mexicano.

:CLAVES

ATACAN A PARTIDOS

La madrugada del viernes, un grupo de hombres embozados arrojó una bomba de fabricación casera a la fachada e interior de la casa de campaña del Partido Verde Ecologista Mexicano en Ayutla de los Libres, Guerrero.

Maestros de la sección 7 del SNTE ocasionaron destrozos en las sedes de siete partidos en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Muebles, computadoras y papelería fueron lanzados por ventanas y quemados en plena calle; las cortinas de humo se distinguían desde diferentes puntos de la ciudad.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]