Llama cardenal de Michoacán no cambiar su voto por algún regalo

El religioso Alberto Suárez, consideró que las encuestas dadas a conocer son una forma de violentar la libertad del pueblo, pues “el voto es libre y nadie puede obligarte a darlo a conocer”.

Morelia

A pocas semanas de que se lleven a cabo las elecciones a la gubernatura de Michoacán, el Cardenal Alberto Suárez realizó un llamado a la ciudadanía a no dejarse impresionar por las encuestas electorales que han sido dadas a conocer.

Entrevistado en las instalaciones de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) el Cardenal aseguró que estas actividades son una forma de violentar la libertad del pueblo ya que indicó "el voto es libre y nadie puede obligarte a darlo a conocer".

Por ello hizo un exhorto a la ciudadanía para que ejerza su capacidad de crítica y no cambie su voto por algún regalo.

Asimismo, al ser cuestionado sobre el ejercicio de guerra sucia que se ha intensificado en los últimos días Suárez Inda catalogó esos hechos como algo normal, pero indicó tener esperanzas de que esta lucha se lleve de manera respetuosa para que se haga democracia.

"Es natural que si se suben al ring se den unos cuentos golpes, pero espero que sea una lucha respetuosa y sobre todo en donde haya democracia y el pueblo no se deje manipular", mencionó.

No obstante, el Cardenal recalcó la necesidad de que las ciudadanía en general, contribuya a construir la paz y aportar soluciones a los distintos problemas que actualmente aquejan al pueblo.

"Veo con esperanza el futuro, creo que hay que mantener siempre la convicción de que México pueda cambiar y mejorar, si todos participamos, no depende únicamente de algunos personajes, sino de los ciudadanos que construyamos una sociedad de justicia y de paz", enfatizó.

Por otra parte, Suárez señaló que el voto de la ciudadanía deberá otorgarse a la figura que busque el bien de la sociedad, por quien de esperanzas de participar a la gente y no quiera hacerlo todo sola.

No hay que votar por el menos pero, si no por el mejor, sino por quien busque el bien de la sociedad por quien de esperanzas de participar a la gente y no quiera hacerlo todo sola.