Liberan policías a empelados retenidos en Oaxaca

Habitantes del municipio de Tlalixtac de Cabrera llegaron al complejo administrativo del gobierno del estado para exigir una auditoria al gobierno municipal y al no ser atendidos colocaron ...

Oaxaca

Las fuerzas estatales se seguridad intervinieron para despejar calles, vialidades y lograr la liberación de un grupo de trabajadores que fueron retenidos por habitantes del municipio de Tlalixtac de Cabrera, en el interior del principal complejo administrativo del gobierno de Oaxaca.

El vocero de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP), Guillermo Ramírez, informó que con grúas y elementos del grupo de proximidad se logró por un lado retirar las unidades del transporte público que utilizaron un grupo de integrantes del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) que demandaban una audiencia con el rector de la institución para exigirle el retiro de la policía auxiliar bancaria de las puertas de acceso de la ciudad universitaria.

La toma de vialidades con las unidades retenidas se prolonga hasta por cinco horas hasta que acudió una comisión de funcionarios estatales y elementos del cuerpo de proximidad para pedirles a los manifestantes el retiro de las unidades para despejar las vialidades, principalmente la avenida Universidad ya que se estaba afectado el derecho de tránsito de los ciudadanos.

Luego de unos minutos de diálogo, los manifestantes acordaron replegar su protesta hacia la banqueta, lográndose una audiencia con autoridades universitarias para encauzar sus exigencias.

En tanto en las inmediaciones del principal complejo administrativo del gobierno de Oaxaca, donde están concentradas unas 30 dependencias estatales, acudieron elementos de la policía estatal quienes con el uso de grúas, despejaron, la carretera y mediaron para lograr la libertad de los 300 trabajadores que se encontraban retenidos, luego que los accesos fueran bloqueados por habitantes del municipio de Tlalixtac de Cabrera.

Con equipo antimotines las fuerzas de seguridad arribaron por la parte de atrás en donde abrieron las puertas y resguardaron la salida de los empleados.

Además, con grúas retiraron los camiones que fueron utilizados como barricadas para impedir la entrada y salida del complejo gubernamental.

En tanto los manifestantes fueron invitados a una mesa de diálogo para lograr superar los problemas agotando los canales institucionales.

Los inconformes exigían una auditoria al gobierno municipal de Tlalixtac de Cabrera que presuntamente ha incurrido en desvío de recursos.