Liberan comuneros carretera Oaxaca- Tehuantepec

Pemex entrega indemnizaciones a campesinos de Santa Cruz Tagolaba, Barrio Lieza, y de Mixtequilla, así como tractores con todo y documentos.

Oaxaca

Funcionarios de Petróleos Mexicanos (PEMEX) entregaron el pago de indemnizaciones e infraestructura agrícola a campesinos, quienes cedieron a sus protestas y despejaron la carretera federal que mantenían tomada de hace dos días en la zona del Istmo de Tehuantepec.

El subsecretario de Gobierno estatal, Carlos Santiago Carrasco, afirmó que se agotó la vía del diálogo y no la represión para atender las exigencias de los inconformes.

Los comuneros de Santa Cruz Tagolaba, Barrio Lieza, y de Mixtequilla, habían cruzado vehículos pesados y colocado piedras de gran tamaño para impedir el paso en el tramo carretero "El Caracol" de la carretera Oaxaca-Tehuantepec.

Los inconformes demandaban la entrega maquinaria, que les prometieron haces dos meses funcionarios de PEMEX, para que puedan sembrar, además de exigen el pago por indemnización luego de sufrir sus áreas de cultivo daños por diversas fugas de combustibles.

Reconocen que desde hace 30 años la red de tubería de agua que extrae el líquido del río ha sido afectada por diversos desastres ecológicos causados por derraménes y fugas de combustible generadas por la refinería Antonio Dovalí Jaime, ubicada en el puerto de Salina Cruz.

Los comuneros advierten que los daños son severos porque han mermado la producción agrícola y ha causado la mortandad de especies en peligro de extinción.

También señalan que los daños a la red de agua potable ha impedido la siembra de cultivos en sus terrenos.

En respuesta funcionarios de PEMEX dieron cumplimiento al compromiso signado con anterioridad al entregar a cada uno de los núcleos comunales un tractor, con el que podrán realizar acciones en beneficio de sus representados.

Los comuneros también recibieron la documentación que ampara la posesión de los tractores y esperan el pago de indemnizaciones por daños ambientales.

Luego de los acuerdos alcanzados, los inconformes optaron por replegarse y despejar la carretera tomada.