Liberan a policías retenidos en Oaxaca

El procurado de Justicia estatal, Héctor Joaquín Carrillo, afirmó que se integró una averiguación previa por los delitos de privación ilegal de la libertad, abuso de autoridad, portación y uso de ...

Oaxaca

El gobierno de Oaxaca, confirmó que los cuatro elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), que se mantenían privados de su libertad por un grupo de policías estatales amotinados en su cuartel fueron liberados.

Los elementos de la Policía Estatal se habían negado a permitir el acceso de visitadores de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca a su cuartel a quienes, incluso, agredieron físicamente.

El secretario de Seguridad Pública estatal, Víctor Alonso Altamirano, afirmó que mediante la mediación que realizaron diversas autoridades estatales y organismos de derechos humanos, los policías estatales cedieron a permitir la liberación de los elementos retenidos poco después de 12 horas de privación de la libertad arbitraria.

Los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones liberados fueron identificados como Miguel Ángel Ortiz Carrasco, Oscar Casiano Santos, Gerardo Luna López, y Miguel Ángel Jarquín Jiménez.

Se reportó que dos de los retenidos presentan lesiones leves, y uno requirió hospitalización, ya que fue sujeto de tortura física y psicológica.

El procurado de Justicia estatal, Héctor Joaquín Carrillo, afirmó que se integró una averiguación previa por los delitos de privación ilegal de la libertad, abuso de autoridad, portación y uso de arma de fuego, daños, y los que se configuren contra los policías estatales.

Además abundó hay otra averiguación previa integrado contra los policías inconformes por los delitos de lesiones, calificada, motín, asalto y abuso de autoridad.

Los servicios de seguridad y vigilancia los brindan los cuerpos de policía municipal con apoyo de la Agencia Estatal de Investigaciones dependiente de la PGJO.

En tanto, el grupo disidente dentro de la Policía Estatal, advirtió que pese a la campaña de desprestigio y hostigamiento, además de amenazas de parte de autoridades estatales mantendrán la protesta hasta lograr atención a sus demandas, y responsabilizaron al gobierno de cualquier atentado a su integridad física.