Liberan manifestantes Costera Miguel Alemán

Luego de ocho horas de plantones, comerciantes, taxistas, transportistas y ambulantes advirtieron que regresarán el próximo lunes. Exigen seguridad y rechazan el pago de cuotas.

Acapulco

Durante más de ocho horas mil comerciantes, taxistas, transportistas y ambulantes, realizaron una parada cívica, marcharon en la costera Miguel Alemán y un plantón en el ayuntamiento, exigen la salida del titular de seguridad en el puerto, Alfredo Álvarez Valenzuela y demandan juicio político contra el alcalde de Acapulco Luis Walton Aburto.

Desde las seis de la mañana casi dos mil policías estatales y municipales del grupo antimotines se desplegaron a lo largo de la costera Miguel Alemán y el Parque Papagayo, y estuvieron dispuestos con sus unidades a impedir el bloqueo de las principales avenidas del puerto.

Como lo habían anunciado desde el pasado fin de semana, los líderes del movimiento encabezados por el dirigente cetemista Iván Arizmendi Nava y el abogado José Sánchez Sánchez, entre otros dirigentes de comerciantes, taxistas, camionetas, ambulantes y trabajadores de obras, se manifestaron en contra del nuevo secretario de Seguridad Pública, Álvarez Valenzuela.

Los participantes en la manifestación con cartulinas acusaron a Álvarez Valenzuela de haber asesinado a dos normalistas, de cobrar cuotas y tener un "negro historial", en su corta carrera policial.

En tanto, al presidente municipal de Acapulco, le imputaron haber permitido que la federación le impusiera al nuevo secretario de Seguridad Pública y por ello demandan juicio político en su contra.

Comerciantes, transportistas y ambulantes, encabezados por el cetemista Iván Arizmendi, al filo del mediodía, iniciaron una marcha sobre la costera Miguel Alemán en dirección a la Glorieta del Centro Internacional Acapulco.

Durante la marcha despojaron a dos personas de sus teléfonos celulares "por estar orejeando", la manifestación fue pacífica durante toda la protesta y no cerraron las vialidades.

Lo anterior luego de haber permanecido casi dos horas en una parada cívica frente al asta bandera, donde estuvo el líder de camiones materialistas, agrupado en la CTM, Arizmendi Nava, quien se dijo está libre de toda culpa.

Aseguró que las movilizaciones son para exigir seguridad para los transportistas, rechazar el pago de cuotas que pide el secretario de Seguridad Pública, Álvarez Valenzuela e insistir en la destitución del alcalde porteño Walton Aburto al haber permitido la imposición del titular de seguridad.

"Fui perseguido por camionetas de policías estatales, y aquí estoy y si he cometido algún delito aquí estoy", retó el cetemista, en entrevista junto al asta bandera donde estaba rodeado de sus seguidores.

Ahí denunció que seis hombres vestidos como policías, embozados y con chalecos antibalas, le exigieron cuotas de mil 500 por cada trailer que circule en el puerto, así como mil pesos por cada camión tortón, 150 pesos por camionetas, urvans y 50 pesos por turno de cada taxi.

Ante lo cual exigió al alcalde Walton Aburto que impida el cobro de cuotas y deje de andar deteniendo a líderes que se manifiestan en las calles por la imposición del que consideran un criminal.

Luego de la marcha, los inconformes regresaron hasta las escalinatas del ayuntamiento de Acapulco, ahí realizaron nuevamente otro mitin donde advirtieron que el próximo lunes regresarán para continuar con la protesta.

Se informó que antes de que llegaran los inconformes el gobierno municipal del alcalde Luis Walton desalojó a todos los empleados de los regidores ante la amenaza de la toma de la comuna, lo que finalmente no ocurrió.