Liberan a coordinador de la UPOEG por falta de pruebas

El juez sexto del ramo penal determinó que por falta de elementos para procesar y por no habérsele acreditado el cuerpo del delito, dictó auto de libertad absolutorio. Se le acusa de secuestro.

Acapulco

Luego de permanecer detenido por más de 72 horas en el Cereso de Las Cruces en Acapulco, la noche del domingo fue liberado el coordinador de la UPOEG en Tecoanapa, Mauro Rosario Ayodoro.

El pasado viernes efectivos del Ejército Mexicano, detuvieron en un retén de la comunidad de Las Mesas, en el municipio de San Marcos, al coordinador de la UPOEG, Mauro Rosario ya que estaba imputado como responsable del delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro.

De acuerdo con el juez sexto del ramo penal, Víctor Alejandro Arellano Justo, el juzgador de la causa penal 0011-1/2014, dijo que por falta de elementos para procesar y no habérsele acreditado el cuerpo del delito, dictó auto de libertad absolutorio y dejó en libertad a Mauro Rosario.

"El juez no encontró los elementos del tipo penal para mantener detenido a Mauro Rosario, por lo que determinó dejarlo en libertad absolutoria, es decir no le acreditaron el delito que se le imputaban.

"Con ello damos por terminada la movilización de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero y del Sistema de Seguridad y Justicia Ciudadana, y se terminan los bloqueos", aseguró Bruno Plácido Valerio, promotor de desarrollo comunitario de la UPOEG.

La noche del domingo, aproximadamente a las 21 horas el juez sexto del ramo penal de primera instancia, Arellano Justo, ordenó dejar en libertad al dirigente comunitario de la UPOEG.

El coordinador permaneció recluido en el penal de Las Cruces, durante más de 72 horas, se le imputaba el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro, según la fiscalía guerrerense.

Al salir del penal a Mauro Rosario, ya lo esperaban su esposa, el comandante del SSyJC, Neftalí Villagomez Hernández y el abogado defensor de la UPOEG, Manuel Vázquez Quintero y tres personas más que lo trasladaron a la comunidad indígena de Huamuchapa en Tecoanapa, región de la Costa Chica.