Entregan cuerpo del niño que murió por bala de goma

Elia Tamayo afirmó que hasta las 18:00 horas la dejaron reconocer el cuerpo de su hijo, casi 24 horas después de reportarse el fallecimiento.

Puebla

El niño de José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, quien murió a consecuencia de una lesión luego de un enfrentamiento entre pobladores de Chalchihuapan (perteneciente al municipio de Santa Clara Ocoyucan) y policías estatales, fue entregado este domingo a los familiares.

Una camioneta de servicios velatorios salió con los restos del menor de 13 años cerca de las 21:00 horas del anfiteatro de la ciudad de Puebla, donde le fue practicada la necropsia, rumbo a la localidad que está a una distancia de 40 minutos, para ser velado en el zócalo del pueblo.

Elia Tamayo, madre del pequeño, declaró que la dejaron entrar a las 18:00 horas a reconocer el cuerpo de su hijo, casi 24 horas después de haber sido reportado el fallecimiento.

La Procuraduría General de Justicia emitió un comunicado para informar que desde las 15:00 horas, familiares pudieron disponer del cuerpo de José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, quien falleció a consecuencia de un paro cardiorespiratorio por un golpe en la cabeza el pasado sábado.

A través del comunicado número 4505.200714, la PGJ informó que una vez practicada la necropsia de ley con la presencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), los familiares de Tehuatlie Tamayo, podían llevarse el cuerpo del Servicio Médico Forense. Pero esa situación la negó la madre.

Al medio día de este domingo, la madre del menor de 13 años, Elia Tamayo, acudió a las instalaciones de la PGJ para solicitar que el cuerpo de su hijo se le fuera entregado lo más pronto posible.

Asimismo en dicho inmueble, el abogado defensor de la familia, Raúl Rodríguez de la Fuente, detalló que entregarían toda la información correspondiente al Ministerio Público de Homicidios para seguir con la investigación, después que el pequeño falleciera de un paro cardiorespiratorio que derivó de la muerte cerebral.

"Han declarado -el gobierno estatal- que le iban a brindar todo el apoyo médico, sin embargo ante este lamentable deceso, porque cambia la situación sólo lo que queda es el sepelio del niño, pero si debemos cuidar las pruebas y vestigios que pueden quedar en la necropsia", expuso al agregar que la averiguación previa quedó abierta, ya que aún se espera encontrar a más culpables de este incidente.

El pasado 9 de julio, el menor resultó lesionado, cuando iba caminando con su madre rumbo al campo, día en que habitantes de Chalchihuapan cerraron la autopista Puebla- Atlixco, para pedir el regreso del servicio del registro civil a las juntas auxiliares. Los granaderos iniciaron el desalojo y los pobladores se enfrentaron. El pequeño cayó al suelo.

El viernes 18 de julio, el doctor José Antonio Martínez García, director del Hospital General de la zona Sur, informó que con previo consentimiento de la familia Tehuatlie Tamayo, y después de haber realizado las pruebas de encefalograma y ultrasonido Doppler cerebral, con lo que se le diagnosticó muerte cerebral.

Un día después, la Secretaría de Salud informó que a las 18:30 horas José Luis Alberto presentó un paro cardiorespiratorio irreversible, por lo que se determinó que había perdido la vida.