Ley de armonización en Veracruz contradice reforma educativa: Mexicanos Primero

La organización afirma que los cambios contradicen en esencia la reforma, pues no establecen las sanciones previstas por la ley general para quienes no presenten o aprueben las evaluaciones.

Ciudad de México

Luego del vencimiento del plazo para la armonización de la reforma educativa, la organización Mexicanos Primero, resaltó que aunque Veracruz aprobó en tiempo los cambios a su legislación, éstos contradicen en esencia la reforma educativa pues no establecen las sanciones previstas por la ley general para quienes no presenten o aprueben las evaluaciones.

A través del programa "el ojo ciudadano", en el que participan distintas organizaciones empresariales, destacan que la reforma hecha en Veracruz establece criterios discriminatorios en el ingreso al servicio docente y no plantean la separación de docentes que falten injustificadamente tres días consecutivos o tres discontinuos durante el mes.

Las organizaciones señalan también que las modificaciones tampoco incluyen alguna disposición para no pagar el sueldo al personal comisionado o a cualquiera que decida aceptar un empleo o cargo incompatible con sus funciones docentes, de dirección o supervisión y no contemplan programa alguno de regularización de los asesores técnico pedagógicos.

En ese sentido exhortaron a los gobiernos federal y estatales a usar todas sus herramientas para llevar a la práctica las disposiciones de la reforma. "A reserva de revisar el contenido de cada una de las reformas aprobadas para comprobar su debida adecuación a las normas generales, es indispensable que tanto el gobierno federal como los gobernadores lleven a la práctica las disposiciones de la reforma: que los cambios se noten en cada uno de los salones de clase y comunidades escolares en todo el territorio nacional. Hasta que eso no suceda, no podemos afirmar que exista reforma educativa".

Asimismo, las organizaciones lamentaron que en Oaxaca, "la Sección 22 prefiere sumir a su pueblo en la ignorancia antes que perder sus prebendas y su poder", ya que a través de un desacato anunciado como "declaratoria política", la sección 22 mantendrá el control sobre el ingreso, la permanencia, promoción, estímulos y reconocimientos del personal docente con criterios políticos y sindicales, por encima de los criterios académicos y profesionales como plantea la reforma educativa.