Levantan huelga de hambre habitantes de la Sierra de Guerrero

El secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, acudió al campamento para informarles que el gobernador Ángel Aguirre los recibiría.

Chilpancingo de los Bravo

Diez horas después, 23 personas de igual número de comunidades de la Sierra levantaron una huelga de hambre instalada en la puerta tres de la residencia oficial Casa Guerrero, luego de que les ofrecieran una mesa de trabajo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

El ayuno colectivo comenzó a las 15 horas del martes 8 de octubre, luego de que un grupo de campesinos marchara por diferentes avenidas de la ciudad, en un recorrido que inició en el parque Margarita Maza de Juárez y terminó en la puerta tres de la casa de gobierno.

En Casa Guerrero los representantes de pueblos ubicados en la parte alta de la Sierra, denunciaron que a más de 20 días del golpe de agua no han recibido una sola despensa y carecen de auxilio institucional.

“Están en el completo abandono y si no los apoyan ahora, en más de 500 pueblos se puede generar una verdadera crisis por hambre”, aseveró el ex alcalde de Tlacotepec, Severo Oyorzabal Díaz.

Para las 15:00 del martes los manifestantes integraron una relación de 23 personas que iniciaron una huelga de hambre en la entrada de la residencia del gobernador, con la consigna de no levantarse hasta que se les ofreciera una respuesta.

Concepción Hernández Solano, ex dirigente del Consejo Supremo de Pueblos del Filo Mayor (CSPFM) dio a conocer que alrededor de las 02:00 de la mañana, a la puerta tres llegó el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo.

El funcionario solicitó que levantaran la huelga de hambre y ofreció la instalación de una mesa de trabajo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, que este miércoles realizaría una gira de trabajo con el presidente Enrique Peña Nieto.

Los huelguistas aceptaron levantar la huelga con el argumento de su ayuno era para buscar el dialogo con las autoridades; si la puerta se abría ya no existía la necesidad de ejercer alguna medida de presión.

Hernández Solano explicó que la cita quedó pactada para las 15:00 horas, razón por la que durante la mañana trabajarían en la redacción de una propuesta concreta para enviar víveres a la parte alta de la Sierra, en donde se indica que ya se registra una crisis humanitaria muy fuerte, a partir de que no tienen víveres ni medicinas para atender sus padecimientos.

Para la mañana del miércoles, el espacio en que estaba instalado por los huelguistas fue cubierto con vallas de seguridad, en donde policías y militares vestidos de civil resguardaron la visita del presidente Enrique Peña Nieto.