Lento el pago del seguro catastrófico por sequía en Guerrero

El titular del Seder, del gobierno estatal, Rigoberto Acosta González, explicó que son 171 mil las hectáreas de tierra reportadas con afectaciones, principalmente parcelas sembradas de maíz.

Chilpancingo

El pago del seguro catastrófico, derivado de las afectaciones por la ausencia de lluvia en Guerrero fluye de manera lenta, lo confirmaron gobierno estatal, autoridades municipales y productores durante la sesión que desarrolló este miércoles el Consejo Estatal de Desarrollo Rural.

En el encuentro no estaba considerado originalmente abordar el tema del pago del seguro catastrófico a los productores que se vieron afectados por la ausencia de lluvias, pero ante la insistencia de las organizaciones, las autoridades accedieron a incorporarlo.

Así, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) del gobierno estatal, Rigoberto Acosta González, explicó que son 171 mil las hectáreas de tierra reportadas con afectaciones por la sequía, principalmente se habla de parcelas sembradas de maíz.

Explicó que a la fecha se ha cubierto el seguro correspondiente a 13 mil 454 hectáreas, lo que corresponde a 20 millones 181 mil pesos, el avance más importante en cuanto al pago de afectaciones se tiene en la región de la Tierra Caliente.

El funcionario explicó que en el municipio de Coyuca de Catalán se reportaron cuatro mil 400 hectáreas con cultivos perdidos, 500 más en Pungarabato y 3 mil 200 en Ajuchitlán del Progreso.

En la relación de productores afectados que se integró a petición de las organizaciones de productores, recordó que hay un problema que se presenta de manera permanente y que perjudica el desahogo de los pagos.

Los afectados triplicaron los reportes, de tal suerte que hay parcelas en las que aparece el padre, la esposa el hijo "y hasta el vecino", situación que genera complicaciones al momento de gestionar los pagos.

A petición del dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), Bertín Cabañas López, se requiere que independientemente de que el gobierno de Rogelio Ortega Martínez ya vive sus últimos días, se debe garantizar que los trabajos avanzados se retomen de manera institucional en la administración de Héctor Astudillo Flores.

En el consejo no solamente se mencionó a los productores de maíz como afectados por la sequía, también los jamaiqueros de la Costa Chica pidieron que se les permita participar de algún tipo de compensación, pues también viven momentos de mucha complicación.

Carlos García Jiménez, representante de Unicam consideró importante ir más allá de la interlocución con las dependencias de gobierno, propuso establecer la vinculación con las comisiones de Desarrollo Rural del Congreso del estado y del Congreso de la Unión, para efecto de que los daños provocados por la sequía se tomen en cuenta al momento de diseñar el presupuesto de egresos 2016.