Legalización del aborto y bodas gay, distractores para la izquierda

El ex senador, David Jiménez Rumbo, culpó al líder del PRD Jesús Zambrano y a Jesús Ortega de incorporar dichos temas en la agenda del partido, lo que lo distrae de sus planteamientos básicos.

Chilpancingo

El ex senador perredista, David Jiménez Rumbo consideró que temas como el de la legalización del aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo, en realidad son distractores para la verdadera izquierda nacional.

Jiménez Rumbo sostuvo que dichos asuntos en realidad no tocan de fondo a las demandas que enarbolan los partidos políticos, ni las organizaciones sociales ubicadas ideológicamente hacia la izquierda.

Culpó al dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva y su antecesor en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), Jesús Ortega Martínez de incorporar dichos temas en la agenda del partido, lo que lo distrae de sus planteamientos básicos.

La izquierda, de acuerdo a Jiménez Rumbo surgió para reivindicar la lucha de clases, lo que implica buscar los equilibrios entre los trabajadores y el patrón capitalista, que busca la mayor cantidad de ganancia y el menor pago para los explotados.

Hoy, dijo que por culpa de los "chuchos" del PRD, dicho instituto político tiene una discusión interna respecto a si abandera o no la despenalización del aborto en Guerrero, a partir de la iniciativa que envió el gobernador Ángel Aguirre Rivero al Congreso local.

Lo anterior, dijo que es una consecuencia de los tratos entre Jesús Zambrano y Ortega Martínez con el empresario Carlos Slim, propietario de Teléfonos de México y uno de los hombres más ricos del mundo.

David Jiménez Rumbo sostuvo que la emisión de un dictamen relacionado con la despenalización del aborto, no debiera ser la causa por la que los diputados locales del PRD sostuvieran un debate al seno de la fracción parlamentaria, sin embargo sostuvo que eso sucede actualmente.

Lamentó la colocación de una manta que grupos de opositores colocaron en lo alto de un puente frente a Ciudad Universitaria (CU), en él se señala a su hermana, la diputada Ana Lilia Jiménez Rumbo como traidora.

Dijo que dicha acción fue producto de la desesperación de mujeres que promueven la legalización del aborto, que han caído en los distractores que la dirigencia nacional del partido amarillo puso en macha por órdenes de Carlos Slim.

Aunque en reiteradas ocasiones el ex senador ha criticado los planteamientos clásicos de los movimientos de izquierda, ahora señaló que no se debe perder de vista la lucha central que es el combate a la pobreza y la marginación.

Por esa razón, indicó que no comulga con los grupos que reivindican la despenalización del aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo.

"Que cada quien desarrolle su vida privada en forma libre siempre cuando no perjudique a terceros, pero eso sí, que nadie se desvíe de las causas históricas que abandera la izquierda en este país, no caigamos en los distractores que a nivel nacional difunden los chuchos", sostuvo.