Mañana se reanudan las clases en Lázaro Cárdenas, Arteaga, Aquila y Coahuayana

Las 77 personas que se encontraban en el albergue temporal que se había establecido y que pertenecen al municipio de La Unión, en el estado de Guerrero, fueron trasladados por fuerzas castrenses a ...

Morelia

A partir del jueves se reanudan las actividades escolares en los municipios de Lázaro Cárdenas, Arteaga, Aquila y Coahuayana y se procedió al retorno a sus hogares de las personas que se encontraban en los albergues temporales, luego de que se constató la disminución de riesgos por el fenómeno meteorológico 'Raymundo'; dio a conocer el secretario de Gobierno, Jaime Mares Camarena.

De acuerdo a un comunicado de prensa, el funcionario estatal dijo que con base en los resultados de la reunión del Comité Municipal de Protección Civil de Lázaro Cárdenas, con la participación del director estatal en la materia, el capitán Vicente Gómez Norberto, se puso de manifiesto que, a partir de las 01:00 horas de este miércoles, comenzó a disminuir la intensidad del fenómeno para convertirse en tormenta tropical a las 05:00 horas.

Mares Camarena añadió que debido a la interacción con los frentes fríos 7 y 8, ‘Raymundo’ tiende a alejarse de las costas, lo que dejará sólo lluvias aisladas en el territorio estatal, por lo que se tomó la medida de anunciar el reinicio de las actividades escolares que habían sido suspendidas desde el pasado lunes en los municipios de Lázaro Cárdenas, Arteaga, Aquila y Coahuayana.

El responsable de la política interna del estado señaló también que las 77 personas que se encontraban en el albergue temporal que se había establecido y que pertenecen al municipio de La Unión, en el estado de Guerrero, fueron trasladados por fuerzas castrenses a sus domicilios.

Por lo que respecta a la navegación, puntualizó que de acuerdo con el análisis de las autoridades de Protección Civil, se determinó abrir el puerto a la navegación ligera.

No obstante -dijo- el Gobierno del Estado no baja la guardia y se mantendrá atento a los escurrimientos que pudieran generar las lluvias que deja el fenómeno meteorológico, para tomar las medidas que sean necesarias a fin de proteger la vida y los bienes de los habitantes de aquella zona del estado y de las que pudieran presentar algún riesgo.