Lanzan desde Puebla tres mini satélites para monitorear al Popocatépetl

El experimento en el que participaron estudiantes y académicos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, consistió en probar los componentes de los tres mini satélites. 
Héctor Simón Vargas Martínez, académico de la Facultad de Electrónica de la UPAEP.
Héctor Simón Vargas Martínez, académico de la Facultad de Electrónica de la UPAEP. (Jaime Zambrano)

Puebla

Académicos y estudiantes poblanos, con apoyo del astronauta de raíces mexicanas, José Hernández Moreno, lanzaron tres mini satélites, conocidos como CanSaT, desde Paso de Cortés, con el objetivo de monitorear el ambiente a los alrededores del volcán Popocatépetl.

Con apoyo de un globo de helio, los tres mini satélites fueron elevados a través de una sonda que tuvo un peso total de 6.4 kilómetros, a 40 kilómetros de altura, desde donde se tomaron fotografías y se analizaron los alrededores del Parque Nacional Iztaccíhuatl-Popocatépetl.

El experimento en el que participaron estudiantes y académicos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), consistió en probar los componentes de los tres mini satélites como parte del proyecto general denominado CubeSat que consiste en que para el año 2018, se lance un mini satélite al espacio para que se dé vueltas a la Tierra y se realice un monitoreo permanente del volcán Popocatépetl y su ceniza; y además se obtenga información para enriquecer planes y proyectos de protección civil en la zona metropolitana de Puebla.

Héctor Simón Vargas Martínez, académico de la Facultad de Electrónica de la UPAEP,  comentó que durante el experimento, se realizaron pruebas de telemetría y a través de sensores ambientales, se analizó la concentración de diferentes gases como CO2, Hidrógeno y Ozono; además, se analizó la calidad del aire, la temperatura, la humedad y la altitud.

“Los datos obtenidos serán analizados y comparados con los resultados que se obtengan después de llevar a cabo un segundo lanzamiento y realizar nuevas mediciones del entorno. Este tipo de trabajos de investigación permiten ir trabajando de manera modular, escogiendo los sensores que se van a utilizar para el satélite que será lanzado al espacio en un lapso de dos años”, comentó.

Por su parte, el astronauta, José Hernández Moreno, director de la empresa Tierra Luna Engineering, resaltó que por primera vez que en México, se lanzaron tres mini satélites tipo cubo que alcanzaron una altura de unos 40 kilómetros, alrededor de 113 mil pies, área donde se encuentra la quimiosfera.

“En la quimiosfera ya no se tiene oxígeno, asimismo, no hay aire. Es un ambiente similar al del planeta Marte. Durante el experimento, se prueba la computadora abordo, las telecomunicaciones, la electrónica en general y el subsistema térmico. Además, se incluyeron elementos de la carga útil de la misión como fueron sensores de temperatura, humedad, presión, radiación ultravioleta, giróscopo y radiación en general”, comentó.

Actualmente, el astronauta con raíces mexicanos y los académicos poblanos contemplan lanzar otro mini satélite en octubre de este año, con el objetivo de afinar detalles, para el satélite CubeSat que llegará al espacio en el año 2018, con el fin de llevar a cabo los estudios del ambiente en Puebla.