Lamentan renuncia de líderes históricos del PRD en Guerrero

El dirigente estatal del sol azteca, Celestino Cesáreo, discrepó con el senador Miguel Barbosa en el sentido de que no hay condiciones para elecciones en el 2015 en Guerrero.

Chilpancingo

El dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán lamentó la renuncia de los líderes históricos del PRD y las declaraciones del presidente del Senado, Miguel Barbosa en el sentado de que en Guerrero no hay condiciones para el desarrollo de los comicios de 2015.

Cesáreo Guzmán comentó que militantes como Eloy Cisneros Guillén, Ranferi Hernández Acevedo, Saúl López Sollano no puede desestimarse, ya que se trata de figuras que han acompañado el proceso de formación y crecimiento del PRD.

"Ellos ocuparon dentro del PRD importantes cargos; fueron diputados, dirigentes, senadores y otros espacios. Es algo que en el partido analizamos con mucha atención", refirió.

Sin embargo, refirió que el del sol azteca tiene más de 400 mil afiliados en Guerrero, por lo que tiene la certeza de que les irá bien en los comicios de 2015.

Hasta el momento no tiene información respecto a la posible desbandada de militantes, como lo anticipó el jueves Sebastián de la Rosa Peláez, diputado federal y dirigente de Nueva Izquierda (NI) en Guerrero.

Reconoció que la salida de un militante abre la coyuntura para reflexionar, incluso, para corregir algunas prácticas internas que generan la inconformidad de las bases.

Respecto a las declaraciones del presidente del Senado, Miguel Ángel Barbosa en el sentido de que no hay condiciones para que en Guerrero se lleven a cabo las elecciones de gobernador, alcaldes, diputados locales y federales, el dirigente dijo abiertamente que discrepa.

"Nosotros creemos que debe haber elecciones; el gobierno estatal y federal deben garantizar las condiciones para ello", apuntó.

Se sumó al reclamo de quienes plantean la solución al movimiento de la Normal Rural de Ayotzinapa, pero sostuvo que los comicios deben preservarse.

Para él, la opinión de Barbosa es solo una más, una opinión personal y no del Senado como parte del Poder Legislativo federal.

"Entendemos que se trata de una opinión desde el Distrito Federal (DF), a nuestro juicio una opinión ligera que se plantea desde allá", apuntó.